EL 'DEBE' DE LA MÁLAGA DE MODA

José Luis Romero, Francisco de la Torre y Mario García.
José Luis Romero, Francisco de la Torre y Mario García. / F. LORENZO

Empresas de peso internacional reclaman edificios de oficinas en la ciudad o cerca del mar para instalarse en Málaga.-El ruinoso edificio de Correos podía ser el primer paso para satisfacer esta nueva demanda.-La familia Lara lanzará un nuevo vino de Ronda en septiembre.-30 de junio, los hérores de Baler y la Virgen de la Victoria, que ya está en Filipinas

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Cuatro importantes empresas internacionales de alta tecnología estudian en estos momentos instalarse en Málaga dentro de la gran revolución digital que el mundo está contemplando y que nada más acaba de empezar. Málaga, además, está de moda, y su clima, sus comunicaciones, su calidad de vida y su proyección internacional llaman hoy por hoy poderosamente la atención. Francisco de la Torre, alcalde de Málaga, ha tenido ya contactos con altos ejecutivos de las referidas cuatro empresas, pero pide «mucha prudencia porque hay mucha competencia». En los premios SUR Mueve, el alcalde tuvo oportunidad de cotejar y comentar estos proyectos con algunos de máximos responsables de las empresas premiadas en el magnífico acto (perdonen la inmodestia, pero fue así) que se celebró en el Museo del Automóvil y de la Moda y que contó con más de 200 invitados. Especialmente lo hizo con Mario García, CEO de Sequel Bussines, empresa de gran prestigio internacional y líder en el mundo de software de seguros con sede en la City londinense, que vino expresamente a recoger la distinción que se le otorgó a su firma. Este malagueño, triunfador en Londres y que eligió Málaga en su momento para la expansión de Sequel, donde 80 ingenieros trabajan en sus instalaciones en el edificio Málaga Plaza, corrobora «que Málaga está de moda, más de lo que nos creemos, y no pocas empresas han puesto aquí sus ojos». El problema es que hay un gran déficit de edificios de oficinas, algo que desde el Ayuntamiento se intenta paliar en cierta forma y para lo que se buscan soluciones. Mario García apuntó el edificio abandonado de Correos, en un lugar estratégico de la ciudad, como punto de referencia para comenzar buscarle sitio a quienes vienen con el deseo de invertir y crear puestos de trabajo, porque estas firmas prefieren el centro de la ciudad, o lugares cercanos al mar, al PTA, en el que hoy por hoy juegan en su contra sus problemas de accesibilidad y su lejanía de la 'city'... Que el edificio de Correos se rehabilite para oficinas sería, primero, la recuperación de lo que hoy es un mamotreto abandonado, y segundo, un importante reclamo para otras empresas. Una de las cuatro empresas anteriormente referidas ya prácticamente tiene decidido instalarse a Málaga. Su proyección e importancia asombrará a no pocos. Pero el freno está en la falta de oficinas, y hay que buscarlas como sea. Además tenemos un importante 'suma y sigue', que no pocos ejecutivos europeos de estas multinacionales tienen casa en la Costa del Sol, fundamentalmente en Marbella, y conseguir que sus firmas aterricen en la capital malacitana supone para ellos un importante 'chute' de calidad de vida. No estaría nada mal ponernos las pilas en esto de conseguir edificios de oficinas, incluso rascacielos, como todas las ciudades del mundo, que aquí parece que eso es pecado por mor de activos tuiteros que prefieren una ruina baja medio en pie que un edificio de altura cargado de vida y de riqueza. Algo así como preferir una pensión antes que un hotel de cinco estrellas... La semana que viene daremos más nombres, datos y gestiones. Por cierto, 'chapeau' para Francisco de la Torre. Otros hubiesen sacado ya pecho, convocado ruedas de prensa y aireado nombres... Él se sorprende de que el periodista conozca estas historias, pide prudencia, pide anonimato, y ni siquiera quiere comentar los piropos que recibe de quienes vienen desde lejanos y envidiados lugares para con la ciudad y para con él mismo. De verdad, en eso, pocos como el alcalde de Málaga.

Uno de los reclamos que tiene Málaga es su gastronomía, sin duda. Y sus vinos. La familia Lara, vinculada al nacimiento de la Costa del Sol y ligada estrechamente a la industria vinatera desde hace décadas tiene un gran proyecto entre manos, con Juan Antonio Lara al frente. «Ilusionado como nunca», como señala, en su día adquirieron unas vides en Ronda a las que ha bautizado como 'Tres generaciones', en homenaje a su padre, a su hijo y a él mismo, «porque todo surgió un buen día pasando una jornada de esas que se recuerdan, los tres juntos, en la ciudad rondeña en torno a vides y campos». Lleva años con el proyecto, que ha llevado en silencio, pero ya mismo va a ver sus frutos. En septiembre lanzará una producción de 30.000 botellas de un tinto bautizado como 'La Depa', porque Juan Antonio Lara quiere sacar un vino distintos cada temporada y hacerlo con nombres ligados a la historia de la Serranía. Así, 'La Depa' es en homenaje al oficial francés de las tropas napoleónicas que tras abandonar Ronda decidió regresar para desactivar los cientos de explosivos que habían dejado conectados para destruir media ciudad... Aquel francés enamorado de Ronda y de una rondeña se llamaba Depa, y como homenaje a su gesta, la ciudad serrana decidió pagarle los trajes de novios y el banquete nupcial, en acuerdo cuya constancia aún permanece. En su honor, pues, Juan Antonio Lara 'debutará' con sus vides rondeñas en el mercado con 'La Depa', que llegará en todas su versiones: vino joven, crianza y gran reserva. «Es un vino totalmente de la tierra, totalmente de Málaga, criado y elaborado en Ronda, con vides rondeñas, en este caso con una uva garnacha...», agrega. Habrá que estar atentos a las vísperas de la Virgen de la Victoria.

Pero eso está por llegar, lo que ya ha pasado fue el día 30, cuando Baler recuerda a los héroes bautizados como 'Los últimos de Filipinas', que con ese complejo majarón que tenemos en este país nos encargamos nosotros mismos de minar y olvidar, mientras en aquel país se les honra y conmemora, y donde no entienden que se haya hecho una versión cinematográfica de la gesta tan zafia como la dirigida por Salvador Calvo. Allí, como cada año, ha estado el malagueño José Antonio Portillo Corpas, enamorado y estudioso de la gesta, que es uno de los grandes mecenas del Museo de Baler dedicado a los heroicos soldados españoles, en la que Málaga jugó un importante papel, tanto por ser cuna de varios de sus protagonistas, como porque un anuncio de un traslado a la capital fue lo que determinó que los soldados, definitivamente, se rindieran. Ese día, 30 de junio de 1898, comenzó la famosa gesta de la iglesia de Baler, donde 55 españoles (50 soldados, tres oficiales, un médico y un sanitario), acompañados por tres frailes, aislados del resto del mundo y sin saber que España había entregado las Filipinas a los Estados Unidos, combatieron durante 337 días, hasta que el 2 de junio de 1899, habiendo confirmado ya que las islas ya no eran españolas, se rindieron. En honor a su valentía y lealtad, los filipinos permitieron a los 33 supervivientes abandonar la iglesia armados y en formación, cinco días después de la rendición, y desde entonces el 30 de junio es una fiesta tan prestigiada y celebrada en aquel país como olvidada en España.

José AntonioPortillo, uno de los poquísimos españoles que viajaron (costeándose ellos todo el viaje) para asistir a los actos en representación de nuestro país (además de él, tres descendientes del cabo Jesús García Quijano y sobreviviente de Baler; dos policías municipales de Barcelona y un inspector de la Policía Nacional de Ávila), todos miembros de la Asociación Últimos de Filipinas-Héroes de Baler, cargó con 6 cajas llenas de obsequios, réplicas y copias de museos nacionales y otras instituciones, incluyendo 21 kilos en regalos del Ejército de España y de la Guardia Civil para el Museo de Baler, entre ellos un cuadro de la Virgen de la Victoria, una escultura de un jinete de la Guardia Civil (en 1898 existía allí un puesto con un cabo y 3 guardias), y una cerámica de la Residencia Militar Castañón de Mena.

Un recuerdo para ellos, y una buena semana para todos. Que sean felices y servidor, con su premiso, lo vea y comparta.

Fotos

Vídeos