Dani Pérez y Juan Cassá inician su noviazgo

Dani Pérez y Juan Cassá, durante la rueda de prensa conjunta que ofrecieron sobre el metro./
Dani Pérez y Juan Cassá, durante la rueda de prensa conjunta que ofrecieron sobre el metro.
Repaso semanal

Los portavoces del PSOE y Ciudadanos en el Ayuntamiento lanzan un mensaje al alcalde: puede haber un matrimonio de conveniencia

Javier Recio
JAVIER RECIOMálaga

Lo de menos fue el fondo (hablaron del metro), porque lo que realmente importó fue la forma. La puesta en escena del idilio que ya han iniciado los portavoces y más que probables candidatos a la Alcaldía de Málaga Dani Pérez y Juan Cassá, que comparecieron juntos por primera vez en una rueda de prensa. El Partido Socialista y Ciudadanos o C's y el PSOE, tanto monta, monta tanto, le están enviando un mensajito al PP, después de que los populares se hayan rearmado moralmente con la decisión de Francisco de la Torre de que volvería a ser el cabeza de cartel. Están dispuestos a pactar a poco que se den las circunstancias, sobre todo, Cassá, que de esta forma está demostrando que no es una pareja que le guarde fidelidad eterna a De la Torre, con el que está dispuesto a seguir hasta que las elecciones les separe. El portavoz naranja ya quería ser alcalde a principios de esta legislatura pese a que era el penúltimo grupo en número de concejales, algo que políticamente sólo está al alcance de su compañero de filas de Mijas, Juan Carlos Maldonado, que siendo el tercero es el alcalde de Mijas gracias al apoyo del primero (PP) y después del segundo (PSOE). Sin duda, un artista.

Pues bien, Cassá sabe que va a estar en el próximo gobierno municipal. Eso está cantado, bien acompañando a los populares bien con los socialistas, de ahí que se esté mostrando como un firme partidario de las relaciones abiertas. Pese a estar 'casado' aún con los populares, ya ha iniciado su particular noviazgo con los socialistas. Y quizá pueda cumplir su legítimo sueño a cambio de alguna que otra dote en instituciones como la Junta, la Diputación Provincial u otros ayuntamientos que van a necesitar de la llave 'rojinaranja' para gobernar. Ambos han recibido un toque de sus superiores, que no ven con malos ojos el matrimonio de conveniencia que pueda surgir entre ellos.

Mientras tanto, le espera un duro final de legislatura al alcalde, ya que ninguno de estos dos partidos va a darle tregua. Ciudadanos, que no hay que olvidar que firmó un pacto de legislatura, va a exigir hasta el último punto del mismo para que se vea que son distintos al equipo de gobierno. Sabe que su granero está básicamente entre los votantes del PP y tienen el viento a favor. Y ello pese a que es una formación que tiene varias corrientes. Como buen partido reciente, en el mismo destacan los nuevos modelos de familias, como son las monoparentales. Por un lado va Juan Cassá, por otro Teresa Pardo, por otro Sichar, Juan Carlos Maldonado reina en Mijas e Irene Rivera ha dejado en anécdota aquella pérdida del barco del arroz, porque está completamente desaparecida de Málaga. Es increíble cómo se ha esfumado, cuando antes no había foto que se preciara en la que no apareciera la actual diputada en el Congreso.

En la familia socialista también hay desavenencias. La más importante es la de Paco Conejo, actual portavoz del PSOE en la Diputación y antiguo hombre fuerte del partido en Málaga junto a Miguel Ángel Heredia antes de dar paso a la nueva dirección de José Luis Ruiz Espejo. Heredia, que acaba de ser repescado para la ejecutiva regional, ha encontrado rápidamente su sitio en el Congreso haciendo lo que ha estado ejecutando durante muchos años: preguntar y repreguntar al Gobierno sobre cuestiones relacionadas con Málaga como si fuera un martillo pilón. Eso lo sabe hacer bastante bien. Es su trabajo como oposición. Sin embargo, Conejo está como desubicado, quizá porque no tiene muy claro cuál va a ser su futuro. Ha llamado la atención que haya faltado a los dos últimos plenos municipales, aunque seguramente estén justificadas sus ausencias. O quizá intuya que su camino no esté ya en el ámbito municipal o provincial, sino más bien en Andalucía, ya que Susana Díaz podría recuperarlo en algún puesto de gestión. No estaría mal verlo en esas lides, al igual que a Heredia, que hasta ahora sólo se han manejado con mando en plaza entre sus compañeros del partido. Pero eso son cosas de familia... Ahora lo importante son los novios. El socialista Dani Pérez acaba de anunciar su boda. Aunque no sabemos si también acabará 'cassado'. Sería lo normal, pues se enfrenta a los encantos de todo un donjuán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos