La tribuna

Cultura de mediación

Se trata de que las partes en conflicto hablen y sean capaces de resolver por sí mismos sus problemas, o por lo menos mitigarlos, todo ello con la ayuda de una persona imparcial

JOSÉ LUIS RUIZ ESPEJODELEGADO DEL GOBIERNO DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA EN MÁLAGA

Dice el filósofo José Antonio Marina que los humanos somos seres conflictivos y que más allá del uso de la fuerza para resolver conflictos, con el tiempo hemos ido utilizando métodos más justos, más inteligentes, para resolverlos: «la intervención de un tercero, ajeno al conflicto, fue un gran paso. Apareció en dos formatos: una persona neutral intentaba que las partes llegaran a un acuerdo (era el mediador), y una persona sentenciaba la solución (el juez)».

Mañana 21 de enero celebramos el Día Europeo de la Mediación, que conmemora la aprobación de la primera norma del Consejo de Europa sobre Mediación, en concreto la Recomendación número R (98) 1, sobre Mediación Familiar aprobada el 21/01/98.

Esta fecha nos ofrece por tanto una buena ocasión para poner de manifiesto la utilidad social de la mediación como una formula rápida y eficaz para la resolución de conflictos en todos los ámbitos y contribuir a crear así una verdadera cultura de la mediación que ponga las bases para conseguir una justicia preventiva y colaborativa, un paso importante hacia la cultura de la paz.

La mediación es un instrumento aún poco explotado en nuestra cultura, pero que puede ser la llave para resolver muchos de los problemas que nos rodean, ya que se basa en el diálogo, en saber escuchar. En definitiva, se trata de que las partes en conflicto hablen y sean capaces de resolver por sí mismos sus problemas, o por lo menos mitigarlos, todo ello con la ayuda de una persona imparcial, neutral, mediadora.

En el ámbito de la Justicia, la Mediación Intrajudicial se ha configurado como una herramienta eficaz al servicio de las partes en conflicto para que puedan llegar a un acuerdo equilibrado, lo que conlleva importantes ventajas tanto para las personas, que ven resuelto por acuerdo su conflicto, como para la propia administración de justicia, porque supone una reducción de la carga de trabajo en los órganos judiciales en algunos casos bastante saturados, y porque con la mediación se fomentan valores como el de la cooperación y colaboración, tan necesarios socialmente.

Incluso, en este sentido, me atrevería a ir más allá, afirmando que la mediación no sólo se configura como una herramienta eficaz en el ámbito de la Justicia para resolver conflictos entre particulares, sino que deberíamos entenderla como un instrumento aplicable a todos los ámbitos de la sociedad, hasta la política misma, en la que en cierto modo a veces se echa en falta ese valor del diálogo para resolver determinados problemas.

En septiembre pasado el propio Parlamento Europeo acordó pedir a los Estados miembros que intensifiquen sus esfuerzos para fomentar el recurso a la mediación en litigios civiles y mercantiles, también mediante campañas de difusión, ofreciendo a los ciudadanos y a las personas jurídicas información adecuada y completa en relación con el objeto del procedimiento y sus ventajas en términos de ahorro de tiempo y de recursos económicos, así como para mejorar la cooperación entre los profesionales de la justicia con este fin.

La Junta de Andalucía tiene suscrito un convenio de colaboración con el Consejo General del Poder Judicial por el que ha implantado puntos de información sobre mediación en sedes judiciales de la Comunidad Autónoma de Andalucía. Este acuerdo se materializa a través de la Fundación Pública Andaluza 'Mediara', y conlleva un modelo cuyo objetivo es conseguir que la ciudadanía pueda acudir para resolver muchas de las situaciones conflictivas a mediación antes de ir a los tribunales.

Para ello es básico, a corto y medio plazo, centrar una parte importante del esfuerzo en informar y difundir a los operadores jurídicos y a la ciudadanía que tiene judicializado su conflicto, qué es la mediación, cuáles son sus principales características, en qué consiste un proceso de mediación, cómo elegir a un profesional de la mediación, o cuáles son los recursos existentes en su ciudad, entre otras cuestiones destacables.

En esa tarea, desde la Junta de Andalucía en Málaga apostamos de manera decidida por la Mediación, poniendo los medios y los recursos necesarios para que se puedan realizar adecuadamente las sesiones informativas de mediación a las partes de los procesos que los órganos judiciales previamente derivan a los puntos de información. De hecho, Málaga ha sido punta de lanza y pionera en nuestra comunidad en la implantación de la Mediación, gracias al compromiso de todos los profesionales de la justicia y a las personas mediadoras de las diferentes asociaciones e instituciones de mediación, sin cuyo esfuerzo no sería posible llevar a cabo esta tarea.

Actualmente contamos con puntos de información en la Ciudad de la Justicia de Málaga, en los juzgados de Fuengirola y próximamente los extenderemos a otros partidos judiciales de la provincia.

Al punto de información de la Ciudad de la Justicia, los órganos judiciales de primera instancia, familia y mercantil derivaron el año pasado 700 asuntos a sesiones informativas, de las que 512 fueron de los 3 juzgados de familia, 155 de los juzgados de primera instancia y 33 de Mercantil.

Los asuntos que más se derivan a Mediación son en Familia los casos de separación o divorcio y la guardia y custodia de hijos, los juzgados de primera instancia derivan asuntos relacionados con herencias, problemas de comunidades de vecinos o reclamaciones de cantidad, mientras que los juzgados de lo Mercantil fundamentalmente trasladan conflictos surgidos en empresas familiares.

Son por tanto un amplio elenco de temas los susceptibles de la labor mediadora y desde luego los beneficios de una verdadera cultura de la mediación pueden ser extraordinarios, no solo para los protagonistas del conflicto, sino también para toda la sociedad. Por ello, sirva esta conmemoración para reiterar nuestro compromiso por seguir fomentándola, con convicción y firmeza, al mismo tiempo que animamos a los ciudadanos a su uso y aplicación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos