El cuaderno azul de Ruiz Espejo

El reservado

El nuevo secretario general del PSOE perfila a los integrantes a su ejecutiva. El toque de atención de Ciudadanos al PP

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El socialismo malagueño celebrará el próximo sábado, 21 de octubre, el congreso provincial ordinario que consagrará a José Luis Ruiz Espejo como líder del PSOE en Málaga. Tras su elección a principios de mes como secretario general al imponerse al sanchista Rafael Fuentes en las primarias, la incógnita que queda sobre la mesa es conocer a los integrantes de su ejecutiva. Tras un inicio de semana en la que ha estado centrado en los presupuestos de la Junta para 2018, el delegado del Gobierno andaluz en la provincia ha empezado los primeros contactos con las agrupaciones para trazar el perfil de quienes le acompañarán durante los próximos cuatro años al frente de la nave socialista en la provincia.

Por el momento, oficialmente, no ha trascendido nada de los nombres ni del esquema organizativo (una de las principales interrogantes es si habrá o no vicesecretaría general, puesto actualmente ocupado por Pilar Serrano) que Ruiz Espejo guarda como oro en paño en su particular cuaderno azul. Lo que sí hay en estos días en los corrillos y charlas de café del socialismo malagueño son quinielas sobre posibles integrantes de esa ejecutiva. En un principio y siguiendo la práctica tradicional no es probable que se integren en la dirección miembros de la ejecutiva andaluza por lo que el joven José Carlos Durán, concejal en la capital e integrante del núcleo duro del nuevo secretario general durante la campaña de las primarias, permanecerá en la cúpula regional.

Uno de los nombres que suena con fuerza para incorporarse a la ejecutiva provincial es el de Javier Jerez, actual coordinador de la Delegación del Gobierno andaluz en la provincia -donde trabaja estrechamente con José Luis Ruiz Espejo- y que durante las primarias ha sido uno de los integrantes del núcleo duro del elegido secretario general. Algunas fuentes consultadas ya apuntaron en su momento que el municipalismo tendrá un peso relevante en la nueva cúpula y en este sentido José Bernal, exalcalde de Marbella, cuenta con muchas papeletas para ocupar algún puesto de responsabilidad.

Quien también parece llamada a ostentar algún cargo es Noelia Suárez, secretaria general de Juventudes Socialistas -puesto que dejará en las próximas semanas ya que no optará a la reelección según ella misma ha anunciado- y coordinadora del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ).

En ese esquema mental de configuración de su nueva ejecutiva, Ruiz Espejo tiene otra variante que analizar y es si integra o no en su equipo a ese 30% del partido que votó por Fuentes en las primarias. A nivel federal y andaluz, ni Pedro Sánchez en Madrid ni Susana Díaz en Sevilla incorporaron a los críticos a sus ejecutivas. La decisión del secretario general dará pistas sobre si esos mensajes de unidad y trabajo conjunto que pregonó durante la campaña y tras su victoria son una realidad o una mera declaración de intenciones. Fuentes sanchistas explicaron ayer que hasta el momento no ha habido toma de contacto por parte del secretario general para ofrecerles una posible integración.

Mientras tanto y en la orilla ideológica del centro-derecha, esta semana Ciudadanos ha lanzado una advertencia al PP en la provincia. Lo hizo Guillermo Díaz, diputado nacional, miembro de la dirección andaluza y con importantes contactos en la cúpula nacional, al advertir a los populares de Elías Bendodo que si quieren abrir nuevas vías de colaboración con la formación naranja tienen que «desinfectar de corrupción la provincia», con referencia especial al exalcalde de Mijas Ángel Nozal.

Un toque de atención que plantea algunas incógnitas: ¿qué efectos tendrá sobre el apoyo o no de Ciudadanos a los presupuestos de la Diputación, que actualmente se están elaborando?; como ya publicó este periódico, la moción de censura en Nerja está vinculada a que el PP tome medidas contra Nozal, ¿lo harán los populares?; a ello se une que Juan Cassá, portavoz en el Ayuntamiento de la capital, también puso al alcalde, Francisco de la Torre, una serie de líneas rojas (desbloqueo de Limasa, de proyecto de Repsol y Monte Gibralfaro y el conflicto de bomberos) para negociar los próximos presupuestos municipales.

Fotos

Vídeos