Cofradías y ciudad

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El crecimiento de la Semana Santa de Málaga ha ido en paralelo al auge experimentado por la ciudad en los últimos años. Que la Semana Mayor malagueña esté de moda, como se ha puesto de manifiesto en los días de procesiones recientemente pasados, se relaciona con que Málaga se ha convertido en un referente nacional e internacional en distintas cuestiones. Atrás quedó la época en que la gente solamente venía en busca de sol y playa y no le importaba nada más. Esa etapa ya es historia. Ahora los que nos visitan no solo tienen como objetivo tumbarse en una hamaca y disfrutar del buen clima mientras hacen tiempo para darse un chapuzón antes de pedir un espeto de sardinas o unos boquerones fritos. Málaga ya no es la de las mil tabernas y una librería. Afortunadamente, la oferta cultural ha aumentado de forma exponencial y la ciudad ofrece el atractivo de disponer museos de primer nivel: un reclamo notable tanto cualitativa como cuantitativamente con el que muy pocas ciudades españolas pueden competir. Si a eso le unimos que Málaga acoge con los brazos abiertos a todo el que viene en son de paz y que el que llega se encuentra con un amplio ramillete de establecimientos de hostelería de buen beber y mejor comer, y a un precio razonable, el resultado es que el turista disfruta de su estancia y se marcha con el deseo de volver cuanto antes.

Los alicientes malagueños se multiplican en Semana Santa cuando las cofradías se hacen con las calles para convertirlas en altares andantes. Es una celebración en la que la religión se da la mano con el arte, la cultura, la tradición y el sentido de fiesta. En esos días, Málaga se transforma y presenta una cara que llama poderosamente la atención de los foráneos. A ese respecto, las procesiones de este año han tenido un fuerte impacto mediático. En ese asunto hay que destacar la labor de promoción y difusión llevada a cabo por la Agrupación de Cofradías. El trabajo bien hecho da frutos. Y eso ha sucedido. Además del brillante trabajo realizado por las televisiones locales, que han dado lo mejor de sí mismas para captar hasta el más pequeño detalle, que TVE retransmitiera en directo el traslado del Cristo de la Buena Muerte, el Jueves Santo por la mañana, y algunas procesiones del Jueves y del Viernes Santos ha situado a la Semana Santa de Málaga en todo el orbe. Aunque pueda haber opiniones contrarias, que de todo hay en la viña del Señor, las cofradías y la ciudad viven una simbiosis perfecta que beneficia tanto a las hermandades como a Málaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos