HORIZONTES CERCANOS

Cerveza danesa made in Manilva

Asistentes a la cata de Gran de Selection en el Larios. /Álvaro Cabrera
Asistentes a la cata de Gran de Selection en el Larios. / Álvaro Cabrera

Tres emprendedores daneses elaboran en la Costa del Sol una de las cervezas más sofisticadas y caras del mercado.-La Bohéme, Café de París, Montana, estrenos y retornos que amplían la gran oferta gastronómica de Málaga.-Las excursiones nórdicas a las playas del paseo marítimo.-El día de San Pedro en la Catedral, la música nos llevará a las puertas del cielo...

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Diana Soerensen, Frederik Avenstrup y Mads Soerensen pasaron de beber cerveza a elaborarla. Es la curiosa historia de estos tres emprendedores daneses enamorados de la Costa del Sol que, cuando se decidieron a la aventura, eligieron Manilva como lugar para elaborar una cerveza muy especial, cara, de muchísima calidad. Posiblemente sea una de las más caras del mundo, pero también de las más sofisticadas. La profesión de Mads (enólogo), su relación con nuestro país (su esposa es española) han sido fundamentales en esta curiosa historia. Profesionales de la hostelería malagueña asistieron a la cata organizada en el hotel Room Mate Larios en el que los empresarios daneses, el director del hotel, Borja Barrio, y el delegado comercial de la marca, Arturo Jimena, actuaron como anfitriones, contando con la asistencia también de la concejala María del Mar Martín Rojo, responsable del Área de Nueva Economía, la cónsul de Dinamarca en Málaga, Marisa Moreno, y la directora de Nykredit en España, Christel Mark Hansen, entre otros invitados. La idea y meta de la cerveza Gran de Selection «no son las estanterías de los supermercados, sino los rincones gourmet y restaurantes selectos así como por supuesto cualquier lugar donde haya culto y gusto por la cerveza artesanal. Porque la citada marca hace en Manilva una cerveza de lujo en el amplio sentido de la palabra, y por eso todo lo que la rodea es exclusivo: el envase, en botella de champagne con tapón de corcho seleccionado por su calidad y su estilo, con 'bozal metálico', con un vidrio adecuado al producto que contiene porque como refieren sus productores «los hemos buscado así porque técnicamente además es perfecta para poder realizarse la segunda fermentación. Nuestra cerveza tiene una presión mayor de lo normal, por eso no vale cualquier botella». «Cuidamos al máximo cada paso para la elaboración, muy meditada y estudiada, siempre experimentando nuevas mejoras». La fábrica de Manilva («¿por qué Manilva?, nos encanta Málaga y el culto a la cerveza en España es el idóneo») produce tres tipos de cervezas Gran de Selection, pilsner, reserva y vintage Cristian, las mismas que ya suelen estar en las cartas de los restaurantes de moda de Málaga, y sin duda que se podrán encontrar en tres nuevos establecimientos que han abierto o reabierto de alguna forma, sus puertas. Nos referimos a La Bohéme, una nueva experiencia empresarial hostelera de Damián Caneda y Damián Caneda Jr., que cuenta con el enorme aval de contar con Adolfo Jaime al frente de la cocina. Es además el único restaurante de Málaga que además de ofrecer carta de comida y de bebida ofrece al cliente la posibilidad de elegir una cena temática en la zona privada, lo que es todo un lujo. Si usted es un apasionado de Fred Astaire puede almorzar o cenar con los míticos bailes del actor y bailarín del que esta pasada semana se han conmemorado los 30 años de su muerte, lo cual no deja de ser un atractivo. En esa sala todas las noches habrá música en directo y que los fines de semana también se celebrarán espectáculos de jazz, teatro o flamenco. Al ser un local de grandes dimensiones, el nuevo restaurante, se permite el lujo de tener varias zonas, interconectadas pero independientes unas de otras, por lo que el cliente elegirá según su gusto. Ubicado en la calle Vélez-Málaga, donde estuviera anteriormente Doña Pepa, La Bohéme fue inaugurada el pasado jueves por la noche, y es el primer experimento de 'gastromusic' en Málaga, donde habrá espectáculos de todo tipo. Enfrente, José Carlos García va a reabrir el histórico Café de París -inaugurado por su padre en 1982-, el negocio familiar que tanto elevó la gastronomía malagueña, aunque aún no tiene fecha. Sin duda estos dos establecimientos van a ser un importante revulsivo de La Malagueta, zona que busca volver a ser el referente del ocio de la capital malacitana, y que aún no sabido aprovechar hasta ahora el tirón de los Muelles 1 y 2 . Más hacia el note, en el Compás de la Victoria, Pepe Nalda, quien fuera muchos años máximo responsable del Restaurante Montana, precisamente en su período de máxima ebullición, retorna al mismo tras un importante periplo profesional internacional. Durante estos años, Nalda ha estado en importantes establecimientos hosteleros con cargos de responsabilidad en Madrid, Gran Bretaña y Roma, «pero la tierra tira, y me apasiona retomar el proyecto del Montana». Con Pepe Nalda, el responsable de los fogones será el mediático Richard Alcayde, que aparte de ser 'televisivo' a tope, lo cierto es que es un lujo en cualquier cocina. «Queremos que Montana sea de nuevo referencia, porque el momento gastronómico que se vive en Málaga es inédito, único en Europa, y hablo con algo de conocimiento de causa», afirma el nuevo gerente del restaurante Montana, que inicia en breve una nueva época.

Esto va hoy de restaurantes. Merece la pena. Porque hay cosas muy curiosas, por ejemplo la conexión que ha logrado un chiringuito de la capital, concretamente Caleta Playa, en el Paseo Marítimo, que se ha convertido en punto de encuentro de grupos de nórdicos que vienen expresamente los viernes para bañarse y comer espetos, y hacen las reservas por Internet. «Es una cosa muy curiosa, pero estamos sorprendidos con la cantidad de grupos de aquella zona europea vienen un viernes, se bañan y comen los sábados y los domingos por la mañana, y por la tarde se van...». Esto sólo es posible, claro, por la cantidad de vuelos directos que hay en nuestro aeropuerto, verdadero 'boom', por la cercanía del mismo con la capital, y por las nuevas tecnologías, claro está, porque estos nórdicos lo traen todo alquilado y pagado: desde las hamacas en la playa a la comida en el chiringuito y las copas 'de despedida', «y se vuelven locos con los espetos», señala Diego Aguilar, que con sus hijos regenta el establecimiento, uno de los primeros en abrir en esa zona del litoral malagueño recuperado al mar por una de las iniciativas más importantes que se acometieron en la capital costasoleña: crear kilómetros de playa donde sólo había enormes piedras... De todas formas ya saben ustedes que no hay muchas casualidades, sino causalidades, y algo influirá también en la éxito de este establecimiento el hecho que fue uno de los lugares elegidos por RTVE para grabar un programa sobre cócteles en la Costa del Sol, en lo que Caleta Playa tiene otra de sus especialidades, con Juanjo Aguilar como protagonista.

Seguro que los extranjeros que vienen a Málaga a ponerse buenos de sardinas y de sol pueden decir que están en la gloria. Como casi a las puertas de la misma podrán estar los que el próximo día 29 asistan en la Catedral a uno de los acontecimientos musicales más importantes del año, el día de San Pedro (ya saben, el guardián de las puertas de la gloria) a cargo del Coro de Gregoriano del Pontificio Instituto de Música Sacra de Roma, que es por así decirlo, el Conservatorio del Papa, y al igual que monseñor Frisina, también están encantados con Málaga. Además del gregoriano, en este gran concierto organizado por la CEM con motivo de su 40 aniversario y la Fundación Victoria, sonarán los dos órganos de la Catedral a la vez, gracias a una organista que vendrá de Nápoles, otro de Méjico y por el malagueño Antonio del Pino, a la vez que se clausurará el IV Taller Estival de Canto organizado por la Fundación Victoria por lo que cien niños (sí, han leído bien, 100, o sea cien...) cantando en el altar mayor de nuestro primer templo dirigidos por el prestigioso director y compositor vasco Josu Elberdin, que es la máxima autoridad en España en la especialidad. Y es que la referida fundación ha hecho de la música una de sus líneas de actuación preferente. Su máximo responsable, el párroco del Corpus, José Sánchez quiere crear una Cátedra de Música Sacra para evangelizar a través de la música. Y lo que Pepe Sánchez se propone... Al tiempo.

Pues nada, que nos vamos desde las puertas del cielo. Tiene que ser la influencia del color azul Picasso. Eso, que lo disfruten, sean buenos y servidor lo vea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos