TVE y Cataluña

YOLANDA VEIGA

Contaba Matías Prats el sábado pasado en el informativo de mediodía (sí, sí, en el informativo) que la actriz Pepa Aniorte había ganado la primera gala de 'Tu cara me suena'. Los que se lo perdieron lo pudieron ver al día siguiente, domingo por la mañana. No cualquier domingo, domingo 1 de octubre nada menos. A la hora en la que Puigdemont votaba en un colegio que no era el suyo, Antena 3 emitía la repetición de su programa musical. En Telecinco la cosa iba también de dar el cante y, ajenos a los acontecimientos que han colocado a Cataluña en el epicentro de la actualidad informativa más allá de nuestras fronteras, ofrecieron a sus espectadores 'La Voz', enlatada claro. Y TVE hacía lo propio... lo impropio más bien y apostaba también por producto repetido: 'Comando actualidad' y 'Españoles en el mundo'.

Las tres principales cadenas obviaron el 1-O y mantuvieron el domingo pasado su habitual programación. Ni rastro tampoco de noticias sobre lo que estaba aconteciendo en Cataluña en Cuatro (tenían 'Callejeros viajeros'), ni en La 2... Solo en el Canal 24 Horas, que faltaría más, ya que es una cadena exclusivamente de información. La excepción fue La Sexta, que no es un canal de noticias pero como si lo fuera.

El reproche debe ser generalizado, pero el tirón de orejas necesariamente tiene que doler más a los dirigentes de TVE, a los que se les atribuyen unas responsabilidades que no tienen en la misma medida los jefes de las privadas.

Resulta inadmisible que el ente público hurte a los televidentes la actualidad informativa de esta forma. Pero puede hacerlo porque, aunque en teoría todos podemos pedirles cuentas, en la práctica nadie lo hace. Existe un Defensor del Espectador que recoge las quejas de los de casa, de los que observan desde el sofá, y no estaría mal que este mes se les desbordara el buzón de quejas. No nos queda otro recurso que el del pataleo, ni otra virtud que la de la paciencia.

TVE cerró el mes de septiembre con un pobre 10,8% de 'share', demasiado para lo que ofrecen. En algún momento la clase política se tendrá que poner a hacer los deberes para frenar estos desmanes en la tele de todos. Llevan varios años de retraso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos