En Diagonal

Casado el ultra

ROSA BELMONTE

Supongo que a Pablo Iglesias le gustaría que en España hubiera ultraderecha más allá de la caricatura de Hogar Social. No la hay, pero señala a Pablo Casado como representante. Iglesias está desaparecido de la política (ni rueda de prensa tras desastre de Domènech ni reunión de su Ejecutiva), pero no de 'For Apache', donde se ha hincado con Casado. Con su «medianía de provincias», con «su toque contemporáneo para no dar miedo a los centristas, lo que le hace poder mostrar su cara ideológica más radical pero sin perder nunca sus formas moderadas». Y después de hablar de Casado, concluyó: «Hoy hablamos de la nueva ultraderecha en España. Buenas noches». El Real Instituto Elcano sostiene en un estudio que en España no ha cuajado la ultraderecha por la cercanía de la dictadura franquista. Sus recuerdos no gustan a la mayoría. Pero, vaya, si Pablo Casado es la ultraderecha poco hay que temer. A no ser que fuera tan adoquín como Iglesias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos