¿Cosas de casa?

La rotonda

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Al final, lo de la Alcaldía de Málaga parece que va a ser una 'cosa de casa'. Nada más lejos de la realidad. Málaga es hoy por hoy todo un símbolo para el partido en el Gobierno, el PP, y es la capital más importante con alcalde popular. Por eso, quien se crea que todo este tema, siga o no Francisco de la Torre, se den más o menos plazos, se especule con unos u otros nombres, va a ser algo sin más importancia, como si fuese un 'chascarrillo' de pueblo, se equivoca. Pendiente, y mucho, está Mariano Rajoy de su plaza más preciada. No están las cosas como para tomarse a broma un tema tan serio, como si esto fuera, lo de la Alcaldía de la sexta capital de España y una de las tres urbes emergentes más importantes hoy por hoy en el panorama europeo, cosa baladí. Cada uno puede pensar lo que sea, pero lo cierto es que el PP, que sabe que De la Torre tiene un cartel electoral, independientemente de su edad, de gran valor, le ha dicho que sea él quien decida. Al alcalde lo que le gustaría, eso que no lo dude nadie, sería seguir en su cargo, pero hay cosas que últimamente le han hecho pensar, y una de ellas, sin duda, fue la inesperada muerte de su gran amigo Antonio Garrido Moraga. La vida vale demasiado, pero muchas veces olvidamos que a la vez no vale casi nada porque 'de vivos' nos creemos campeones, como si nunca nos vaya a faltar lo más mínimo, como si fuesemos a vivir eternamente... Nadie es eterno. Ni en un cargo ni en la misma vida, y eso es algo que no tiene discusión niguna, seguro.

Málaga ha ganado tanto en los últimos años, y no sin esfuerzo, que sería un error imperdonable si alguien se planteara lo de la Alcaldía como un tema de andar por casa, o una simple decisión de café. Tienen que influir muchos factores, lo mismo que sobran muchos de los que opinan en esta historia: aquí, en este tema, sólo hay dos interlocutores válidos, el propio alcalde, Francisco de la Torre, y el Partido Popular de Málaga, a través, lógicamente, de su máxima responsable como es Elías Bendodo. Pero que nadie piense que la decisión final queda en estos límites, que algo tendrán que decir los de 'más arriba', y fundamentalmente Mariano Rajoy. El presidente sabe que en las municipales se juega mucho más que un montón de alcaldías, y que Málaga es hoy por hoy su 'capital-emblema-estrella', por lo que seguro que no va a permitir muchas dilaciones ni más diatribas. Quienes crean que esto va a ser 'una cuestión de casa', se equivoca. Aquí van a pesar muchas valoraciones, muchas encuestas y muchas proyecciones. Vamos, que no va a ser cosa de echar una moneda al aire, por mucho que haya interesados en que así parezca.

Que nadie olvide que estas municipales son mucho más importantes que una partida de tute en un salón. Y el jefe lo sabe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos