En diagonal

Carranza

ROSA BELMONTE

No conozco a nadie que al aeropuerto de Madrid lo llame Adolfo Suárez. Al Bernabéu le pusieron el nombre con Santiago Bernabéu de viaje. «A mí no me gusta que den mi nombre a las cosas, es desorbitarlas. Tengo la seguridad de que en cuanto venga otro presidente justamente lo quitará». El Ayuntamiento de Cádiz, que tiene un concejal de Memoria Democrática, va a quitar el nombre de Ramón de Carranza al estadio del Cádiz. Por franquista. Pero, demonios, ¿no se trata de Ramón de Carranza y Fernández de la Reguera? Es decir, el alcalde de Cádiz, el padre del otro (el hijo tiene más que ver con el Sánchez-Pizjuán). Vaya, que estaría de acuerdo con el alzamiento pero murió en 1937. Cuando escuché que querían ponerle el nombre de una mujer, pensé en la Uchi. O en Paz Padilla. Parece que, a la vista de lo irremediable y de que va a haber un proceso participativo, hay quien propone a Mágico González. Bien. Pero lo seguirán llamando Carranza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos