Todos a la cárcel

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

En Parque Animal siempre había sitio para otro perro o un lindo gatito. Al dueño se le exigía dinero para el cuidado de su ex mascota y Carmen Marín se hacía cargo de la breve vida del bicho, pues en seguida sería exterminado sin control y con métodos crueles para que pudiese ingresar otro. Ahora la presidenta de la falsa protectora de Torremolinos será la primera persona en España que ingrese en la cárcel por un delito relacionado con el maltrato animal. En la cárcel tampoco hay muchas plazas disponibles y se agradece que Ignacio González, que tenía un ático con vistas, haya salido tras pagar una modesta fianza de cuatrocientos mil euros que reunió en unas pocas horas. Uno busca en los bolsillos de diferentes pantalones y a veces consigue reunir calderilla suficiente para comprar el pan. En Colombia también han rebuscado en los bolsillos del ex presidente madrileño y han encontrado más de cuatro millones de dólares en metálico. Isabel ll revolviéndose en su canal. Carmen Marín y sus hijas han gastado varios cientos de miles de euros en viajes, grandes almacenes y obras. Es que está todo carísimo y sin dinero ya me vas a decir tú. El problema es el de siempre: se gastaban el nuestro, pero bueno, si así estaban contentas. Junqueras continuará de momento en prisión. Nadie ha ido a verle y es el único de los políticos catalanes encarcelados que usa la ropa de instituciones penitenciarias, que ya no tiene rayas. Al menos recibe cientos de cartas. Entran ganas de ir a visitarlo. Como tiene ganas de ver gente libre ha solicitado salir, pero la jueza Lamela le ha dicho que siga leyendo cartas. ¿Por qué no lo deja en libertad con cargos si sería mejor para todos?

Carmen Marín podrá hacer un curso de cocina en la cárcel, como 'El Bigotes', que con tanto tiempo libre hasta se ha afeitado. Ayer declaró en una comisión por videoconferencia, y pidió terminar antes para no perderse el curso de cocina. Dijo que se sentía muy fuerte, que es lo que se le pide a quienes van a ir a la cárcel, al menos es lo que le pidieron a Luis Bárcenas, que dice que no es el L. B. de las cuentas negras. La policía cree que un tal M. Rajoy es Mariano Rajoy pero vaya usted a saber. ¿En qué se basan? Correas se preguntó que cómo no iba a regalar payasos a Ana Mato si es su amiga. Hay que abstenerse de ministras de Sanidad que se apelliden Mato y de amigos que regalen payasos. Que regalen libros, hombre. Mario Conde escribió uno muy gordo y después estuvo años en prisión, pero no por escribirlo. En la cárcel leyó quinientos, dice. Carmen Marín a lo mejor lee alguno. 'Mi familia y otros animales' es un clásico moderno de Gerald Durrell, en cuya lápida hay una cita de W. Beebe, curioso apellido en la tumba de quien ha tenido graves problemas con el alcohol. Lo más sorprendente de todo es que nadie haya sido condenado a prisión por maltrato animal. Carmen Marín habría evitado la cárcel si no hubiera falsificado documentos. Pobres animales.

Fotos

Vídeos