Guadalquiviria

Calma chicha

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Los dirigentes andaluces han recibido el tsunami político de la moción de censura de Pedro Sánchez con una calma chicha que no se sabe bien si presagia otra tormenta o una depresión.

Las declaraciones de algunos de ellos resultan surrealistas e increíbles o delatan que algo está pasando sin que nos demos cuenta. Algo con el ritmo de un 'thriller' trepidante. Juan Cornejo calificaba ayer su estado, y el de todos los socialistas andaluces por extensión, de «feliz» por la convulsión de este fin de semana. Hay demasiado escrito sobre las disputas internas en el PSOE de los dos últimos años entre susanistas y sanchistas para no tener que explicar las dudas y las medias sonrisas que pueden provocar esa confesión de felicidad. Como lo de «arrimar el hombro» es una frase con segundas: El PSOE andaluz le recuerda a Pedro Sánchez que esta comunidad sigue siendo su colmado de votos. Algo diezmado, eso sí, por eso ya no se le debe llamar granero.

«Él conoce perfectamente el partido como la palma de su mano, conoce la realidad social, económica y política de España», dice Juanma Moreno de Mariano Rajoy. Otra frase que no sé si produce más risa que desconcierto. Y aún añade convencido el líder de los populares andaluces: «Él sabe los pasos que hay que seguir». Una frase que de forma inmediata hace a cualquiera recordar la foto de Rajoy saliendo del restaurante con dedos y manos señalándole por dónde tirar.

«Estáis sobrepasando líneas rojas». Este mensaje de Teresa Rodríguez a Pablo Echenique remitido por vía interna quedó al descubierto en una red social, dice la autora de forma accidental. Tampoco es creíble. Una frase así no sale a la luz de forma accidental.

Antonio Maíllo escribió el texto de la confluencia sin mencionar la palabra izquierda. Este domingo llevaba el escrito a la coordinadora regional de Izquierda Unida para su aprobación. En este caso la frase es una marca electoral: «La izquierda», escrito en grandes letras. No sé si al final la rectificación confunde más que la omisión.

¿Y de Juan Marín? El portavoz andaluz de Ciudadanos tuvo también su frase de nervios: «Si hay una sentencia de los ERE, pediremos la dimisión de Susana Díaz y elecciones anticipadas». Una frase fullera, ya que lo más probable es que la sentencia de este juicio se conozca después de las elecciones andaluzas.

En las escuelas de mandarines se estudiará el 'carpe diem' de la política con el ejemplo de la moción de censura a Rajoy. Otra cosa es cómo termina el relato, si en épica, tragedia o comiendo perdices. En Andalucía, la operación épica de Sanchez ha producido muchos nervios, que algunos llaman felicidad, otros fiel ciega en el líder caído y en otros estrategias de papel. Todos mienten.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos