Andalucía en el dieciocho

Cábalas del PP para gobernar

Teresa Rodríguez y Juan Marín. /EFE
Teresa Rodríguez y Juan Marín. / EFE

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

LA convención nacional del PP en Sevilla supone para este partido y su líder en Andalucía, Juanma Moreno, la toma de conciencia del poco tiempo que tiene para cumplir la misión que le encomendó Mariano Rajoy de gobernar en Andalucía. Digo gobernar y no ganar porque esto es lo que Moreno ha querido dejar claro en esta cita escaparate de las fortalezas y debilidades del PP. Una de esas debilidades no es solo la caída en directo de Cristina Cifuentes, sino la de no haber gobernado nunca en Andalucía, haber fracasado siempre durante 36 años. A fin de cuentas Cifuentes, la gran apestada en la cita popular de Sevilla, ha ganado unas elecciones en una comunidad en la que el PP tiene más cuentas pendientes que en ninguna otra con la corrupción. Cospedal, amiga de Cifuentes, se preguntaba con extrañeza por qué no se habla de los ERE andaluces y sí del máster de la presidenta de Madrid. Tampoco ella habló de Moreno para espolear su candidatura a la Presidencia de la Junta. Hizo añicos el escaparate del PP andaluz preparado con tanto mimo para esta convención en su afán por cerrar filas con la presidenta de Madrid. Y todo el esfuerzo de Moreno por hacerle ver a sus compañeros de partido que con quien primero tienen que cerrar filas es con él, pues la cita electoral andaluza es la primera a la que se enfrentará este y todos los partidos, se diluyó como un azucarillo en agua.

Moreno se ha lanzado a la carrera de la Presidencia de la Junta y en el apoyo en quien más sigue confiando es en el de Mariano Rajoy, con quien se fue a andar rápido por el parque del Alamillo en la mañana de ayer antes de la segunda jornada de la convención. Le acompañaba su amigo y compañero de carrera política Elías Bendodo. Ambos pusieron a prueba el ritmo de Rajoy con la lengua fuera. Es lo que les queda a los dos políticos malagueños, grandes y perseverantes zancadas hasta los comicios andaluces.

Moreno aún no ha convencido a los suyos de que puede gobernar la Junta. Se ha visto en la convención. Incluso veteranos del PP andaluz hablan abiertamente de la gran dificultad de ganar a una Susana Díaz renacida de sus cenizas tras perder frente a Pedro Sánchez. «El PSOE es mucho PSOE en Andalucía», comentaba un exdiputado.

Los populares admiten la dificultad de ganar a Susana Díaz

Moreno quiere ser realista y a la vez optimista: Puede perder las elecciones y gobernar a la vez. Todo depende de Cs, quien le está quitando votos al PP aquí y allá. La apuesta de Moreno, como todas las apuestas, tiene su riesgo, advierte otro dirigente del PP en la convención. El líder andaluz opina que Cs votará su candidatura a la Presidencia si ambos partidos suman 55 votos, la mayoría absoluta. Incluso si Susana Díaz gana las elecciones. Si ocurre esto último, Cs rompería su principio hasta ahora de apoyar a quien gane las elecciones. Y si lo hace para dar el vuelco a 40 años de gobiernos socialistas en Andalucía, ¿quién asegura que Cs no exigirá al PP la Presidencia andaluza para ello?

Cualquier cálculo es pura especulación. Hay otra teoría de algunos populares que esta semana ha cobrado cuerpo. Mientras Juanma Moreno solo tiene a Cs como posible aliado, Susana Díaz cuenta con dos posibilidades, la del partido naranja y la de Podemos-IU. Teresa Rodríguez ha despejado cualquier duda al respecto en sus últimas declaraciones. La confluencia de izquierdas quiere partir el bacalao del futuro gobierno de la Junta si tampoco gana las elecciones. Esta legislatura se ha demostrado que Cs ha partido mucho bacalao desde el Parlamento por la necesidad que de sus nueve diputados (luego ocho) tiene el PSOE para sacar adelante sus propuestas, sobre todo los Presupuestos.

La oferta de Podemos le viene bien al PSOE, quien en las últimas semanas trata de marcar distancias con Cs. Los sondeos avisan de que el partido naranja puede estar ya pescando en el caladero socialista de la rentabilidad que ha sacado con el apoyo a Díaz en la Junta andaluza. Todos están en tiempo de cábalas electorales y no solo en el PP.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos