'BLACK SATURDAY' EN DEFENSA

A lo Panenka

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Como si no estuviéramos saturados con la dichosa moda importada de Estados Unidos -aquí ya nos hemos tomado el brazo entero y dura una semana, una quincena o un mes-, la defensa del Málaga quiso sumarse ayer: hizo un 'black friday' (en este caso 'saturday') en defensa. No se puede regalar más y de forma tan clamorosa. Y esta vez, que conste, no fue por falta de contención en la medular. Si acaso, en el centro del 1-0 (Keko no tapó a Marcelo). Pero Diego, Luis Hernández, Juan Carlos y Baysse estuvieron demasiado blandos. Así es imposible soñar con una remontada basada en la suma de puntos a domicilio.

Otra vez. Pero el árbitro extremeño, uno de los protegidos del Comité Técnico (debió ser castigado duramente al no expulsar a Arda Turan cuando este, en el Atlético, le tiró una bota), barrió para casa. Como Iturralde (que ahora pontifica, ¡manda huevos!) y tantos otros en el Bernabéu. No hablo del gol anulado a Baysse, que sí me pareció falta (el francés no protestó), sino al criterio opuesto minutos antes con Cristiano. Y así en varias acciones, como el manotazo de Varane a Juanpi. Ser internacional equivale a tener patente de corso. Que le pregunten a Estrada, por ejemplo. A los dos equipos hay que juzgarlos igual.

No tengo claro si fue culpable en el 1-0 (al principio me lo pareció, pero en las repeticiones se vio que el balón venía demasiado arriba en el centro), pero sí que mantuvo al equipo en el partido. Y, sobre todo, que es una garantía en el juego con los pies. Lástima que en el penalti de Cristiano no pudiera despejar con más fuerza.

Pese a verse por detrás en el marcador hasta en tres ocasiones, esta vez sí conviene valorar que el Málaga no se desconectó y que mantuvo su figura erguida, sin tambalearse. Se antoja otro paso más, aunque fuera insuficiente. Si no peleó hasta el último suspiro fue por la lesión del capitán. Fue como pensar que con diez tocaba subir a L'Alpe d'Huez...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos