En diagonal

Aniversario de la histeria

ROSA BELMONTE

Los matrimonios, como las enfermedades, se contraen. El príncipe de Gales contrajo uno con Diana Spencer, personaje cansino en vida y más a los 20 años de su desaparición. Lo más extraordinario con respecto a ella fueron esos días que asombraron a la Reina y al mundo cuando tras su muerte hubo una ola absurda de sentimentalismo público. De histeria. Tony Blair dijo que Diana enseñó una nueva forma de ser británico. Sí, la del osopeluchismo y los reproches a Isabel II. El domingo, Channel 4 emitió unas palabras de Diana grabadas por su profesor de oratoria, Peter Settelen, en sesiones de 1992 y 1993. Contaba que el día de su boda fue uno de los peores de su vida (con ese vestido, no me extraña), su enamoramiento de un escolta o lo poco que su marido se acostaba con ella. Revelaciones nada extraordinarias en una persona tan indiscreta y tocada. Su muerte le vino bien a esa familia. Un golpe de suerte que no todos tienen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos