Alternativa Plumífera

Al PP de Málaga le queda todavía mucha caspa que sacudirse de su hombro

Txema Martín
TXEMA MARTÍN

Al PP le queda todavía mucha caspa que sacudirse de su hombro. Uno de sus más poblados brotes tiene su foco en Mijas porque el portavoz de este partido y flamante exalcalde, Ángel Nozal, lleva años dándolo todo para sumar negritud al catálogo de lo peor de la provincia. Por refrescar un poco la memoria, recordaremos uno de los puntos álgidos de su elevada trayectoria cuando llamó en 2013 'engendro' y 'pederasta' a Pedro Almodóvar, para después tratar de justificarse denunciando que le habían 'hackeado' su cuenta de Facebook. Los plenos con él fueron un enorme generador de vergüenzas. Un día, en 2011, despachó el drama de la violencia machista a su estilo: las mujeres denuncian a los hombres «porque les da la gana». En otra ocasión, no menos bochornosa, hace tres años, se refirió a la líder de la oposición municipal Fuensanta Lima como 'psicópata'. Varias de estas vomitonas están disponibles para nuestro deleite en Youtube, encabezadas -febrero de 2015- por una tarde gloriosa, cuando la mujer de este héroe del pretérito compuso una inefable oda electoral a su persona bajo la melodía de 'Resistiré'.

El último calentón de Ángel Nozal se traduce, este fin de semana, en un insulto homófobo a un compañero, el periodista Iván Gelibter, al que vio bien llamar 'plumífero pendoncete', un término para enmarcar por un retorcimiento que colma de bilis un vaso que contiene persecuciones, insultos en la calle y el seguimiento atroz de simpatizantes del PP a un periodista cuyo pecado fue hacer su trabajo y publicar unas míticas grabaciones sobre el intento de compra del voto de un concejal a cambio de un trabajo en un chiringuito: «Curro, no me falles, te garantizo cuatro añitos en el Club La Costa». Dicho escándalo le valió una imputación -y ya suman cuatro las investigaciones en juzgados de Fuengirola-, lo que no impide a este sujeto seguir como vicepresidente de la Mancomunidad o ser reelegido como presidente del PP de Mijas con la complicidad de Elías Bendodo y de Moreno Bonilla.

Se supone que políticos así ya no tenían cabida en ese PP abierto, liberal y moderno que nos han vendido con insistencia y que tuvo su aquel cuando el Ayuntamiento de Málaga fue el primero en alzar una bandera LGTB en su sede, a la vez que pronunciaba una valiente declaración institucional por el matrimonio homosexual. O esa apertura del PP era pura cosmética o mucho está tardando Bendodo en dar boleto a políticos de esta calaña. A Nozal, teniendo en cuenta que si no le inhabilitan de por vida todavía puede aguantar algunos años en política municipal (no llegará más lejos), le recomendamos formar un partido independiente a la manera alhaurina con nombre de amplia sonoridad como 'Pendoncete Sí Se Puede' o 'Alternativa Plumífera'. Eso sí: cuando provienen de personas con semejante pedigrí, los insultos se convierten en alabanzas que, lejos de amedrentarnos, nos animan a seguir.

Fotos

Vídeos