Aeropuerto 10

La rotonda

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

El presidente de Aena, Jaime García-Legaz, llenó ayer de buenas noticias y anuncios muy positivos el salón del AC Málaga Palacio en el Foro Málaga Lidera organizado por SUR con el patrocinio de la Diputación Provincial. Que el Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol Pablo Ruiz Picasso, AGP para los amigos, es un 'cañón' es algo sabido por todos los sectores productivos no sólo de Málaga, sino también de Andalucía, pero que además, Aena, que es la empresa española con mayor proyección internacional, muy por encima de las que se ponen medallas y con muchos más beneficios reales que las que salen en los papeles, lo considere una de las 'joyas de la corona' es una magnífica noticia. Hemos tenido la suerte de que los tres últimos presidentes del ente aeroportuario, Manuel Azuaga, José Manuel Vargas y ahora García-Legaz, han sido (y son) grandes gestores, pero además han tenido siempre en cuenta a Málaga, a su aeropuerto, como punto de entrada fundamental de ciudadanos del mundo en nuestro país, actualmente el segundo en número de turistas del mundo.

Ir por esas tierras de dios y comprobar los numerosos aeropuertos que son propiedad de Aena, incluido el londinense de Luton, nos llena de lógico fervor patrio, pero si encima ves y pasas por los aeropuertos de las ciudades más variopintas de la orbe y los comparas con el de Málaga, te insufla satisfacción hasta límites insospechados. Aquí, aunque no nos demos cuenta, se cuidan hasta los más mínimos detalles, como por ejemplo que no haya que buscar una moneda para coger un carrito para las maletas, cosa que en otras ciudades te causa un verdadero quebradero de cabeza. Pero además, lo bueno del foro de ayer es que vimos que en todo momento Aena es consciente del vertiginoso ritmo de crecimiento del aeropuerto malagueño y que no se va a dar rienda suelta a la improvisación. Eso sí, García-Legaz hizo una petición expresa y lógica, que debe ser adoptada a rajatabla aunque para ello los populistas se tengan que comer los puños de las camisas: hay que dejar fuera del juego y de la disputa política al aeropuerto. De cajón, pero no es así. Es como cuando hay quienes critican que haya una segunda pista en el aeropuerto, que funciona ya casi 200 días al año, o los que afirman falsamente que esa pista está inactiva, o quienes piden, en el pleno del Ayuntamiento de Málaga, que el aeropuerto malagueño se convierta en un HUB cuando el 90 por ciento de los ediles, se lo garantizo, no tienen ni idea de lo que es eso, ni de quién lo tiene que hacer, ni de quién depende...

El plan director a poner en marcha en breve, y la petición expresa de García-Legaz a las instituciones a que formulen y hagan propuestas para el futuro (inmediato) deja clara la idea de consenso y de que con las cosas de comer no se juega. Ojalá también por parte de la Junta se considere así y se permita la ciudad aeroportuaria que anhela el alcalde de Alhaurín, Joaquín Villanova. Eso sí que podría facilitar el HUB famoso ese por el que han votado los ediles de cierto color político y al que curiosamente desde otra institución de su mismo color le cierran las puertas...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos