Diario Sur

LA ROTONDA

Todo lo que nos falta

Con las malas cifras de los Presupuestos, a modo de justificación, se ha extendido el lema pernicioso y derrotista entre los dirigentes del PP de Málaga de que aquí ya está todo hecho, que no hace falta invertir más. Por esa regla de tres, a Madrid, Barcelona y Valencia no debería ir ni un céntimo, porque ya tienen de todo, pero allí sí se sigue invirtiendo. Y aquí no. Hay muchas provincias -dicen- a las que todavía no ha llegado el AVE. Se les olvida que Marbella es más grande e infinitamente más pujante que la mayoría de las capitales españolas. Y no es que no tenga alta velocidad, es que no tiene ni vías. Cansa escuchar una y otra vez el mismo argumento de que se están redactando los estudios, cuando la realidad es que lo que Fomento está supuestamente estudiando no sirve: una prolongación de la línea C-1 de Fuengirola, por más que se pongan servicios exprés con menos paradas, no sería competitivo en tiempo frente al coche. Hay que diseñar un trazado nuevo, con doble vía de altas capacidades y desde el aeropuerto, conectado por AVE con toda Andalucía.

Sin salir del apartado ferroviario, alguien debería por lo menos sonrojarse por no ser capaces de dar una mínima prioridad a un proyecto barato, realizable (ya lo era en los tiempos de Enrique Urkijo al frente de Renfe, en la época socialista) y con un enorme impacto social, como es la prolongación de la C-2 hasta el Parque Tecnológico. Es bochornoso que haya empresas (conozco algunas) que rechacen instalarse en el PTA por las caravanas que se forman para entrar y salir, con 16.000 personas tratando de atravesar un cuello de botella a la vez. Bien es cierto que el Cercanías no es la única solución, y que la inacción de la Junta tiene aquí mucho que decir en la parte que toca a los accesos por carretera; pero el tren es la opción que los afectados han determinado como la mejor alternativa. La parada de Campanillas está cerca, sólo es necesario hacerle una conexión, y ya han mareado la perdiz lo suficiente.

También dicen que estamos mejor que nadie en cuanto a carreteras. Tampoco es cierto. Se ha avanzado recientemente en la capital, con la Segunda Ronda y la autopista de Las Pedrizas, pero en la Costa del Sol este año las caravanas han empezado a principios de abril, antes que nunca, y esto apunta a que los días grandes de la Semana Santa y el ya próximo verano van a ser catastróficos. Urge repensar los accesos más saturados, desde Rincón de la Victoria hasta Fuengirola, y el estudio, aunque aparece en los Presupuestos Generales del Estado, lo hace sólo con el nombre pero sin ninguna partida económica para impulsarlo.

El derrotismo de quienes dicen que está todo hecho no es más que un triste recordatorio de lo mucho que nos falta.