Diario Sur

A lo Panenka

Un constante, emotivo y justo homenaje a Pablo Ráez del Málaga y del malaguismo. Nada más conocerse la muerte de Ráez el club de Martiricos se puso en marcha, habló con el colegiado y con el Eibar para celebrar un minuto de silencio en Ipurua, además de lucir un crespón negro. Y ayer se repitió de nuevo el proceso en La Rosaleda, pero de una forma más sentida y espectacular. Un adiós en casa, como merecía. Ráez era malaguista y el equipo blanquiazul se volcó en un constante homenaje desde el sábado, incluyendo mensajes de los jugadores en las redes sociales. Fue una despedida apoteósica. Pablo hizo el gesto del otro Pablo y mostró la musculatura al marcar su gol. Y muy lejos de La Rosaleda, otro malagueño, Juanmi, enseñó una camiseta con el lema de Ráez tras marcar (fue amonestado y, después, expulsado por una falta). Así se cerraron estos cuatro días en memoria del gran luchador marbellí, el siempre fuerte Pablo Ráez. Lástima que no ganara el Málaga.

La fuerte presión blanquiazul del primer tiempo anuló al Betis, pero sin obtener grandes ventajas. La mala imagen ofrecida por el conjunto verdiblanco en el derbi de anoche en la primera parte respondía al gran trabajo defensivo de un Málaga que no aprovechó esta ventaja, salvo en el error forzado de la defensa visitante que permitió a Pablo, muy atento y concentrado, abrir el marcador. Pero los hombres de Marcelo Romero no sacaron el provecho debido a este gran esfuerzo ante un rival que en algunas fases estaba entregado.

Los fantasmas de los errores regresaron para condenar al Málaga. Sin que el juego blanquiazul fuese brillante, mantuvo controlado al Betis en el primer tiempo, pero en el segundo cambió la dinámica verdiblanca tras las consignas del entrenador en el descanso. Y también llegaron otra vez los fallos en varias acciones que costaron dos goles y la derrota. El equipo se diluyó progresivamente hasta quedar a merced del rival en muchos momentos. Luego reaccionó el once malaguista de una forma virulenta en busca de, al menos, el empate, pero era demasiado tarde. La situación se complica tras este resultado negativo ante su público y en un partido especial, de rivalidad regional.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate