Diario Sur

FUERA DE JUEGO

SOLUCIONES URGENTES

Las carencias del Málaga no sólo existen ahora en el campo, sino que también pueden encontrar en otros capítulos, y es urgente que se corrijan. Los aficionados se siente atraídos por lo que ocurre en el terreno de juego, los fichajes o los resultados, pero el club también debe funcionar bien y estar siempre representado en este gran negocio-deporte del fútbol profesional. Desde las oficinas del club siempre intentaron cumplir con las necesidades, pero a veces es imposible. Y lo va a seguir siendo, ya que el máximo responsable de la entidad, el jeque Adullah Al-Thani, es el que tiene que actuar. El presidente no dispone ya de hombre de confianza tras la marcha de Carlos Pérez. Desde dentro, algunos empleados de la entidad, le pueden ayudar, pero el tiempo ha demostrado que él necesita disponer de ese apoyo en todo momento, 'full time'. La reaparición de esta figura parece urgente, ya que el presidente y sus hijos se sienten mejor integrados de esta forma. Necesitan un asesor que en algunos casos también puede contradecir a los propietarios, que conozca el mundo del fútbol.

Y la correcta representación de la entidad en las instituciones futbolísticas y en los compromisos del primer equipo también son vitales para la entidad. El sábado, por ejemplo, se tuvo que suspender el almuerzo con el Real Madrid por la ausencia del jeque (no se encontraba bien), y sus hijos no pudieron llegar al partido. En este caso, además, no había viajado ningún consejero (antes siempre se desplazaba Francisco Martín Aguilar, Antonio Benítez o Ben Barek). Sí estaban Francesc Arnau y Joaquín Jofre, pero no era suficiente. Urge solucionar también estos desajustes fuera del campo, donde también se juega una parte esencial de la Liga.