Diario Sur

A BOCAJARRO

NO ES FÁCIL SER ARNAU

La multitud implora por un central (y hasta dos pide más de uno) y este sin llegar. ¡Hay que ver...! De un tiempo a esta parte se tiende a minusvalorar la labor del director deportivo. No me refiero ya al 'scouting', sino a la negociación pura y dura. Y sí, aunque el mercado siempre depara muchas más complicaciones en los jugadores de ataque, creativos o zurdos, a la hora de la verdad Arnau y el Málaga se están encontrando con dificultades reales para traer a un central. Oigo muchas teorías acerca de los futuribles. Hay quien concedió credibilidad a las opciones de Demichelis (mejor no extenderse con esto) o a la de que valdría uno de Segunda. No es tan fácil. Si juega, su club no lo liberará; si no lo hace, a priori no interesa. Y digo más: en Primera los errores defensivos penalizan más. Las ruletas de Santos en campo propio trajeron un gol en contra. Tampoco es la mejor solución un futbolista extranjero sin experiencia en la Liga. Interesa que el que venga esté dispuesto a vestirse de corto de inmediato y, a ser posible, sin peaje de adaptación. Comprobarán después de todo que el mercado no es tan fácil. Y ahora viene el capítulo económico, el palo en la rueda del representante de turno, y la competencia de otros clubes sobre un mismo candidato... Y, mientras, llega el lunes y tenemos a Llorente y Mikel como únicos candidatos, si es que no se recurre al remiendo de Camacho para desorganizar el resto del equipo. Un galimatías. A día de hoy no entiendo qué vídeos o seguimiento in situ pueden haber avalado el fichaje de Koné, y tengo claro que lo de Llorente tiene mucho más que ver con lo psicológico que con lo futbolístico, aunque proceder de la cantera del Madrid y haber jugado un año en Primera indujeron a engaño.