Diario Sur

PALCO 17

Kameni y el Málaga son el 'coco' culé

Una defensa numantina que acabó siendo heroica, un Kameni que hizo la mejor parada de la temporada y un árbitro al que sólo le faltó cantar el himno del Barcelona antes de que comenzara el partido fueron las tres notas más destacadas del glorioso punto que acabó logrando el Málaga en el Camp Nou. Un punto que supo a gloria y que fue de oro, merecido, con un gran planteamiento de Juande y una actuación entregada al máximo de sus jugadores, porque, no lo olvidemos, el Málaga acabó con nueve jugadores en un inédito final, donde el colegiado añadió casi 8 minutos por encima del tiempo reglamentado.

Ni las ausencias de Luis Suárez ni de Messi, por importantes que sean, privaban de la euforia a los culés, que se quedaron con un palmo de narices ante el planteamiento de los malaguistas, muy ordenados en todo momento. Empatar en el campo del Barcelona es un lujo al alcance de muy pocos, pero el Málaga les tiene tomada la medida a los azulgrana, porque hace dos años ganó, la temporada pasada perdió por la mínima y ahora, pues ya ven, un puntito...

El resultado tiene un triple mérito añadido: durante casi 30 minutos jugó con uno menos por la injusta expulsión de Llorente (Mascherano hace diez entradas así cada partido y ya ven...) y la actuación de De Burgos Begoetxea, un árbitro que no empleó el mismo rasero para los dos equipos y que cuajó una calamitosa actuación; además, el Málaga tenía hasta seis bajas, que improvisó una defensa que tuvo en Torres y Rosales a dos colosos, y que puso sobre el césped hasta a cuatro canteranos, con Mikel y Ontiveros como titulares y Luis y En-Nesyri saliendo del banquillo. Nada pudo doblegar su fe y sus ganas. Ni siquiera los malos modos de los locales. Nunca antes un empate supo tanto a victoria. Kameni (su parada a Neymar merece un monumento) y el Málaga son sin duda el 'coco' de los culés.