Diario Sur

PATIO DE BUTACAS

90

Hace unos días se presentó el cartel de Javi Calleja para el Festival de Málaga con ese 20 que anuncia que la próxima será una edición espacial. Un afiche que bien nos podría servir para cambiar de número y colocar un 90 para celebrar que la revista ‘Litoral’ ha cumplido esa venerable edad. Pero lejos de quedarse en pieza de museo –por cierto, en la pinacoteca de la Aduana, que esperemos abran pronto, le han dedicado un gran espacio exclusivo dentro de su recorrido expositivo–, la publicación de los Alberti, Lorca, Prados, Bergamín, Altolaguirre, Hinojosa y tantos otros ha sabido digerir el peso de su propia historia, el legado de la Generación del 27 y de las vanguardias, para afrontar al presente y al futuro sin ataduras.

La Asociación de Revistas Culturales de España le organizó el pasado viernes una fiesta de cumpleaños a la vieja y moderna ‘Litoral’ en el Centro Cultural Provincial María Victoria Atencia –como no, la poeta que da nombre al CCP también protagonizó hace años uno de los 262 números que lleva publicados la revista–. Fue una charla animada con el responsable de la publicación, Lorenzo Saval, en la que no faltaron María José Amado, la otra mitad del alma de ‘Litoral’; Miguel Gámez, que lleva décadas dando esa elegante personalidad a las páginas que perpetran Antonio Lafarque y el propio director, y Antonia Miranda, la última e indispensable incorporación a la redacción de una revista que, paradójicamente, tiene formato de libro y se disfruta no solo leyendo, sino también viendo.

‘Litoral’ entra por los ojos para hablarnos de ‘Poesía, arte y pensamiento’, ese lema que lleva en la solapa como un ‘Todo por la patria’. Casi desde sus inicios, la revista se consagró a los versos y la prosa, aunque sin perder su íntima relación con otras disciplinas, especialmente la pintura, pero también el cine, la música… solo hay que coger esa maravilloso número de ‘La poesía del rock’ –un número muy cotizado en foros de coleccionistas– para entender que el Nobel de Literatura a Bob Dylan está más que justificado, como también lo estuvo el Príncipe de Asturias de las Letras a Leonard Cohen, que se marchaba, a los 82 años, el mismo día que ‘Litoral’ celebraba sus 90. La revista mira ahora al centenario. Con esa precariedad económica que le ha acompañado siempre, pero de la que sale siempre triunfante sin renunciar a su ética y estética, a su compromiso y su exquisitez. Como diría Fellini al ver los múltiples barcos que han partido de las portadas de ‘Litoral’: Y la nave va…