Diario Sur

EL RESERVADO

EL PP DE MÁLAGA BARAJA CELEBRAR SU CONGRESO EN PRIMAVERA

Una vez conformado el Gobierno, la normalidad vuelve al escenario político. El PP ya ha anunciado la celebración de su congreso nacional, para renovar a su dirección, el próximo febrero. Un cónclave que dará el pistoletazo de salida a la celebración de los congresos a nivel autonómico y, posteriormente, provincial. En ese sentido, en Málaga ya se están barajando los meses de abril o mayo como posibles fechas para elegir a la nueva cúpula del partido.

Por el momento, en la sede de la avenida de Andalucía, no se habla aún del congreso, pero la sensación generalizada es que Elías Bendodo, que lleva al frente del PP de Málaga desde 2008, volverá a presentarse a una tercera reelección. Mientras tanto, los populares han reactivado su actividad política con acciones de sus cargos electos y en los próximos días está prevista la celebración de una interparlamentaria provincial para fijar estrategias.

La formación del Gobierno también traerá consigo la normalidad al resto de organismos e instituciones periféricas de la Administración General del Estado. En el caso de la provincia, los ojos están puestos en si el actual subdelegado del Gobierno, Miguel Briones, continúa en el cargo -accedió hace catorce meses- o se nombra a un nuevo inquilino del edificio del antiguo hospital 18 de julio. Fuentes consultadas apuntaron que todo va a depender de si hay continuidad o renovación en la Delegación del Gobierno en Andalucía y que se está contento con el trabajo desarrollado por Briones.

Tras su crisis interna vivida en las últimas semanas, el PSOE busca un nuevo líder, pero también, y como paso previo a la elección del secretario general, el relanzamiento del proyecto político e ideológico socialista. En esa tarea, la gestora presidida por Javier Fernández ha creado un equipo de políticos del partido para coordinar el debate de ideas previo al congreso federal. En ese grupo, donde hay exministros como Ramón Jaúregui o Rosa Conde o diputados en activo como Eduardo Madina o Ignacio Urquizu, también estará el malagueño José Andrés Torres Mora.

Doctor en Sociología y profesor titular de la Universidad Complutense, Torres Mora, natural de Yunquera, es diputado por la provincia desde 2004 y colabora en diversos medios de comunicación, entre ellos SUR. El político malagueño formó parte del grupo que aupó en su momento a José Luis Rodríguez Zapatero al liderazgo del PSOE y formó parte de su equipo de trabajo en la presidencia del Gobierno. Dentro del PSOE siempre han convivido los militantes más activos y los intelectuales, que con sus aportaciones han contribuido a sostener el proyecto político; Torres Mora se enmarca en este segundo grupo. Ahora tiene por delante, junto a sus compañeros, una ingente tarea para redefinir el proyecto con el que el PSOE quiere volver a recuperar la confianza de sus bases y de sus votantes.

Además del Parlamento, la red social Twitter se ha convertido en los últimos tiempos en un ágora de debate entre los políticos y de vía para contraponer posicionamientos. Esta semana, el malagueño Alberto Garzón, diputado de Unidos Podemos por Madrid, puso un tuit para conmemorar la revolución rusa: «Hoy es el 99 aniversario de la revolución rusa de 1917; una revolución contra 'El Capital'. Revolución es paz, pan y tierra». El comentario recibió numerosas respuestas, una de ellas vino de parte del diputado por Málaga de Ciudadanos Guillermo Díaz, quien le reprochó a Garzón que celebrara el aniversario de un régimen «que, por ejemplo, en la rebelión de Tambov (levantamiento contra los bolcheviches en la guerra civil rusa) gaseó a decenas de miles de campesinos».