Diario Sur

PALCO 17

Santos sale del ostracismo

El fútbol tiene estos misterios. Los mismos que lo hacen grande y pasional. Por eso gusta tanto. Por eso es el deporte rey por excelencia, sin género de duda.

Michel Santos llegó como el gran fichaje de la temporada y pronto quedó marcado. No le gustaba a nadie. Al menos a los que lo veían entrenarse y pasó de ser la referencia a irrelevante. Pero si hay algo claro es que el fútbol no tiene términos medios, y de la grandeza a la miseria y viceversa hay muy poco, la línea es muy delgada... La pelota decidió hacer héroe a quien lo ha tenido que pasar mal y que anoche disfrutó con el éxito, el clamor del gol y la alegría de la victoria. Santos conseguía el 3-2 para un Málaga que ya nos tiene acostumbrados a base de malos ratos, todo hay que decirlo, a remontar marcadores adversos, pero que también se está consolidando como un equipo fuerte en La Rosaleda, donde lleva cuatro victorias seguidas que comienzan a dar cierta tranquilidad clasificatoria.

El equipo de Juande fue a remolque en el marcador, y Cop perdonó un 'tercer adelanto', pero supo reaccionar y remontar. Eso dice mucho de la mentalidad de los jugadores y también de que existe implicación en todos los estamentos. La irregularidad sigue siendo también una nota característica de este equipo de nuestros amores, pero la cosa va cogiendo otro color. Tiempo al tiempo, ya lo dicen los más sabios, anoche, emocion, épica y loor de multitudes para quien llegó para hacer, precisamente, lo que ante el Sporting: ser decisivo en la conquista de los tres puntos. Santos vivió su primera gran noche en Martiricos. Ojalá sean muchas más.