Diario Sur

LA NUBE DOBLE

CUMPLEAÑOS ¿FELIZ?

Sesenta años y tres días. TVE celebra desde el viernes pasado sus primeras seis décadas, con su pasado apegado a nuestras memorias (desde 'OT' a Los Chiripitifláuticos; desde 'Cañas y Barro' a María Luisa Seco); con su herrumbroso presente plagado de dificultades económicas y políticas (el pacto PP-Ciudadanos nada concreta del posible cambio en su gestión, salvo pocas líneas generales); y con un futuro al que aluden, como cruzando los dedos, en el lema de su aniversario: «Mirando hacia adelante».

Pese al sello lanzado para la ocasión (¿loa a la filatelia en la era digital?) y al concierto de la primera hornada de 'triunfitos' que emite La 1 esta noche, el 60 aniversario radica sobre todo en una mirada al pasado. Una ojeada al retrovisor que no aprovecha la TDT, sino que se vuelca en un canal en Internet, que desde esta semana ofrece ejemplos variados del valioso archivo de TVE. Vale que los interesados acudiremos a esta ventanita para regodearnos de aquí a fin de año, pero no hubiera estado de más una presencia más patente o lustrosa en 'prime time'. Aunque al menos anuncian una gala próxima, ah, a cargo de Gestmusic. Menos da una piedra.

Hablando de piedras duras: una de las joyas rescatadas de ese fondo audiovisual ha sido el homenaje que Íñigo le organizó en 1985 a Lola Flores en 'Estudio Abierto'. Rescátenlo en la 'tablet' y disfruten del desfile de glorias por el tablao del Florida Park: desde toda su familia a Paquita Rico; desde un soberbio Beni de Cádiz a Sara Montiel. Hablan por doquier, beben tela y se lo fuman todo. Y Lola bordó además una frase hacia la propia TVE y su gestión política. Daba las gracias a Íñigo y sentenció La Faraona: «Dios quiera que lo que este hombre es, de inteligencia, de sabiduría y de todo, no se lo corten por la mitad como pasa muchas veces en Televisión Española». Quizá Lola intuía ya el achaque más triste de este cumpleaños: el desperdicio que el canal público hace de mucha sabiduría e inteligencia. Ojalá le espere a TVE un envejecimiento activo y plural. Se lo merece y nos lo merecemos.