Diario Sur

CARISMAS Y CARAMBAS

¿Todos a una?

Que la unión hace la fuerza está más que demostrado pero puestos a tirar de nuestro refranero español, el manual más completo del saber popular, si vamos todos a una como Fuenteovejuna sería mucho mejor. Si llevamos una acción entre todos, probablemente conseguiremos aquello que queremos. Sin embargo, que difícil es que las personas aúnen sus esfuerzos para lograr unos objetivos comunes y aún más si entran en juego administraciones o instituciones. Cuesta mucho trabajo pero si hay voluntad política se consigue, tal y como manifiestan los perjudicados.

El acuerdo de la constitución del Foro de Innovación y Promoción Turística de Marbella es una buena iniciativa que en los mandatos de anteriores equipos de gobierno no se llegó a poner en marcha por diversas razones. El recién constituido foro es un órgano de asesoramiento a la propia corporación en lo que se refiere a la elaboración de la política municipal de promoción turística del municipio. El objetivo que se persigue es el de coordinar, en la medida de los posible, los esfuerzos públicos con los privados y adoptar decisiones políticas y administrativas escuchando a los sectores afectados.

Esta integrado por los máximos representantes del consistorio, Confederación de Empresarios de Andalucía, Centro de Iniciativas Turísticas, Skal Internacional, personalidades relevantes del ámbito turístico y expertos de este sector tan transversal y de suma importancia para la economía municipal. Sin embargo, echamos de menos la participación en este foro de Turismo Costa del Sol sin conocer la razón por la que el organismo provincial encargado de la promoción del turismo de la provincia no tenga el sitio que le corresponde en este grupo que queda incompleto sin la presencia de esta institución. Más allá de coincidencias o desencuentros políticos, el turismo tiene que estar por encima de esas diferencias al igual que ocurre con la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, cuya ausencia carece de justificación.

En turismo hay que procurar tener las cosas claras y saber a donde se quiere ir, de modo que se den los menos bandazos posibles, especialmente con el dinero de la promoción. Conviene no tirarlo como se ha hecho en muchas ocasiones por no disponer de una estrategia definida que señale con claridad el camino a seguir y los objetivos a cumplir. Pero a su vez, ese camino, esos pasos y esos objetivos están condicionados por el modelo turístico que se quiera para la ciudad, algo que no es fácil pero que es necesario procurar conseguir.

En este sentido el foro puede tener un papel importante, en la definición del modelo turístico que se quiere y en el establecimiento de las líneas fundamentales de ese modelo. No debemos olvidar que Marbella se encuentra en una gran encrucijada para definirse a si misma como ciudad y como destino turístico puesto que tenemos pendiente la elaboración del nuevo PGOU y también el plan de turismo que contempla el decreto de la Junta que regula los Planes Turísticos de Grandes Ciudades. Ambos deberían coordinarse lo máximo posible para no ir cada uno por su lado, como suele ser habitual.