Diario Sur

Películas para reírse de Halloween

Películas para reírse de Halloween
  • En esta lista pasamos olímpicamente del siglo pasado –donde hay auténticas joyas del género pero que quizás todo el mundo ya haya visto– para centrarnos en cintas estrenadas en este apocalíptico milenio

Se acerca la fiesta de los muertos, en general, y ante las múltiples y terroríficas opciones de ocio que se ofrecen en nuestra ciudad también está la opción de encerrarse con el disfraz de andar por casa, hacer palomitas y disfrutar de estas películas que, además de dar algún que otro susto, son capaces de provocar también sonoras carcajadas. En esta lista pasamos olímpicamente del siglo pasado –donde hay auténticas joyas del género pero que quizás todo el mundo ya haya visto– para centrarnos en películas estrenadas en este apocalíptico milenio, todas ellas para disfrutar preferiblemente en la compañía más gamberra que se tenga a mano.

1. La cabaña en el bosque (The cabin in the woods, 2012)

La primera opción es un poderoso y posmoderno compendio de géneros de terror y de culto que se mezclan entre sí como en un cubo de Rubik, con un final apoteósico y un montón de sustos y risas imposibles de enumerar. Su título y su argumento son en realidad un homenaje al género ‘slasher’ y a todas esas películas que comienzan con unos universitarios perdidos en un bosque, como las dos historias de ‘Posesión infernal’, con las que enlaza perfectamente. Esta película no es sólo un recopilatorio de buenos recuerdos; hay muchísimo más. Sin duda, una de las mejores y más inteligentes películas de comedia y terror que jamás se han hecho.

2. Tucker ​y​ Dale contra el mal (Tucker & Dale vs. Evil, 2010)

Algo más gamberra pero de idéntico palo, esta cinta canadiense trata sobre dos personajes un poco idiotas y que, tras una serie de malentendidos, se ven envueltos en un violento secuestro donde ellos son, por la cara, los villanos. A pesar de este interesantísimo y emocionante debut, su director no ha vuelto a dar pie con bola. Hizo un terrible episodio piloto de una serie basada en la película ‘Zombieland’ que no pudo salir adelante.

3. ​ Zombis nazis​ 2 (Dead Snow 2: Red vs. Dead, 2014)​

Esta película noruega con aspecto y maneras de superproducción de Hollywood promete una orgía de sangre y violencia sin perder la sonrisa, y con una capacidad enorme para el provocar el ridículo incluso en sus personajes más siniestros. Una comedia negra de trasfondo bélico cuya primera parte es también potable, aunque resulte bastante más desaprovechada que ésta, y la tercera está en proceso de producción. Además, se puede ver con otras parodias del inagotable género de los muertos vivientes, como las británicas ‘Invasión zombie’ (Cockneys vs Zombies, 2012) o la maravillosa ‘Zombies Party’ (Shaun of the Dead, 2004). En términos generales, todas las películas que contienen la palabra ‘zombie’ en su título en castellano son recomendables.

5. Ovejas asesinas (Black Sheep, 2006)

El cine de terror le debe bastantes momentos de gloria al subgénero de científicos locos, como se puede acreditar con doctores como Frankenstein o Caligari, directores como Cronenberg y con asquerosas gamberradas como la saga del ciempiés humano. Esta película es mucho menos seria y menos repugnante, incluso da menos miedo, pero la paranoia de la oveja Dolly y el trasfondo medioambiental la aportan algo de trascendencia a una aventura completamente delirante.

6. Lo que hacemos en las sombras (What We Do In The Shadows, 2014)

Esta película es, al igual que la anterior, otra sugerente aportación a la mezcla de terror y comedia que nos ha dado la filmografía de Nueva Zelanda desde las primeras películas de culto gore de Peter Jackson como las míticas ‘Tu madre se ha comido a mi perro’ (Braindead, 1992) o ‘Mal gusto’ (Bad taste, 1987). En este caso, se trata además de una de las muestras más divertidas y originales de falso documental. Como en un reportaje de telerrealidad, nos introducimos con gusto en el piso de tres vampiros con los típicos problemas de convivencia que se suman a la responsabilidad de enseñar cómo funciona el vampirismo a un nuevo miembro del clan. No importa que no te guste el miedo porque es una comedia divertidísima.