Diario Sur

EL RESERVADO

El día después

Todas las miradas políticas están hoy puestas en la calle Ferraz de Madrid donde se celebra el comité federal del PSOE que, salvo sorpresa de última hora, prevé aprobar la abstención en bloque del grupo socialista en el Congreso ante una nueva investidura de Mariano Rajoy. Una decisión que no será el punto y final a la crisis interna del partido del puño y la rosa, sino un punto y seguido ya que el día después los dirigentes de la formación -actualmente una gestora a nivel federal- tendrán que seguir hilando muy fino para coser las heridas internas abiertas y, sobre todo, volver a conectar con un electorado que hace tiempo que dejó de apoyar masivamente al PSOE. Un dato: la última mayoría absoluta en las urnas de los socialistas en España data de 1986 con Felipe González -en 1989 se quedaron a un diputado de lograrla al obtener 175, aunque la ausencia de los dos representantes de Herri Batasuna les permitió gobernar como si tuvieran la mayoría absoluta-. El día después del comité federal, el PSOE de Málaga tendrá que intensificar su labor de pedagogía entre las bases del partido, donde predomina la postura de que el partido debe votar 'no' a Rajoy e ir a terceras elecciones. Esta semana los socialistas de Fuengirola votaron por unanimidad en su asamblea que el partido no se abstenga y mantenga el 'no' al candidato del PP. A esta agrupación se ha sumado también la de Cártama, donde la mayoría de los asistentes a la asamblea se posicionaron a favor del 'no' a Rajoy.

Es llamativo el caso de Cártama, agrupación a la que pertenece Jorge Gallardo, alcalde de la ciudad y miembro de la ejecutiva provincial de Miguel Ángel Heredia con un puesto de responsabilidad como es el de secretario de Ciudades. A esta agrupación también pertenece la secretaria provincial de Juventudes Socialistas, Noelia Suárez.

También tendrá importantes retos por delante el día después de la celebración de las primarias -entre el 7 y el 9 de noviembre- el nuevo secretario general de Podemos en Málaga. Unir al partido, asentar a la formación en la capital, crear un liderazgo fuerte y determinar el grado de relación con el grupo de Málaga Ahora en el Ayuntamiento serán algunos de los asuntos que deberá acometer el vencedor.

Esta noche, a las doce, se cerrará el plazo para presentar las listas y por el momento tres candidatos optan a liderar el partido: el concejal no adscrito Juan José Espinosa, el diputado nacional Alberto Montero y la última en subirse a la carrera electoral ha sido la abogada e integrante del círculo de Ciudad Jardín Margarita Reyes Cabello.

Reyes Cabello, que fue de número once en la candidatura al Congreso que encabezó Montero en las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015, está al frente de una candidatura «surgida de las bases y autónoma», según explican fuentes consultadas. En este sentido, se desmarcan de la polarización entre 'pablistas' -candidatura de Espinosa- y 'errejonistas' -la lista encarnada por Montero-. La aspirante a secretaria general fue una firme impulsora de la candidatura de unidad Málaga Ahora por lo que algunas fuentes la sitúan como cercana a este grupo político municipal. Junto a ello van integrantes de Podemos como Cristóbal Martín, Gustavo Montiel o Víctor Lledó.