Diario Sur

repaso general

El club de las buenas personas

Por fortuna, hay vida más allá de las intrigas políticas del país, en el que la actualidad muchas veces impide ver las buenas acciones de la gente. De mucha gente. En esta semana que termina se han dado a conocer las labores que desempeñan o han desempeñado varios malagueños que merecen formar parte del que se podría denominar club de las buenas personas. Una de ellas es César Ramírez. El cirujano ha cogido el petate por segundo año consecutivo para operar en países donde los ciudadanos no tienen medios para hacerlo. El año pasado se fue a la India y éste se ha dirigido a Ecuador, donde aún sigue. Allí está coordinando un equipo de médicos y enfermeros para operar nada menos que a 250 personas de hernias y de la vesícula. No se entiende que a este buen hombre el SAS lo tenga desterrado en Sevilla. Es una pena que los malagueños no puedan beneficiarse de sus servicios en un hospital público. Ahí sigue sin que nadie con mando en plaza ponga solución a esto. En cualquier caso, hay que destacar su labor solidaria en estos países. La celebración de los actos con motivo del día de la policía también han destapado la labor de varios agentes. Uno de ellos falleció por ayudar a los demás. Se llamaba Antonio Reyes y murió al ser atropellado cuando estaba ayudando a una persona. Los policías saben que todos los días cuando pisan la calle pueden sufrir un accidente laboral de consecuencias muy graves. Saben, en definitiva, que pueden perder su vida, como ocurrió en este caso. Realizan una labor impresionante. Aunque también logran grandes satisfacciones. El servicio público es el ‘leit motiv’ de estos profesionales. Por eso debe estar especialmente contento Antonio Pareja, conocido entre sus compañeros como ‘el cordobés’, que ha sido galardonado por salvarle la vida a un niño que se estaba atragantando con un caramelo. No dudó en hacerle una maniobra de expulsión pese a que nunca lo había ensayado con anterioridad. Lo consiguió. Sin duda ese chaval recordará para siempre la labor de este policía local. Sin duda, una buena persona. También puede formar parte de este particular club Eduardo Cobos, un ciudadano que arriesgó su vida para salvar de un incendio a un anciano. Otra buena persona. Como lo son los cientos de médicos, enfermeros y personal que trabajan en el ámbito de la sanidad que con su esfuerzo mitigan los recortes como reconoce el propio sistema de salud en sus puntuaciones para gratificarlos. También recibieron esta semana el cariño de sus compañeros dos letrados que cumplieron 50 años de profesión, Agustín Palacios y Manuel López de Ayala. Una heroicidad aguantar tanto. En ese acto se reconoció la labor de Guillermo Jiménez, María del Mar González y Belén Villena, tres abogados que no dudan en echar todas las horas que sean necesarias en el Colegio de Abogados de una manera totalmente altruista en favor del colectivo. Si no hubiera gente así en los colegios profesionales difícilmente existirían estas instituciones. Buena gente. Estas líneas se quedan cortas, porque son el reflejo de la actividad de los últimos siete días. Sin duda, se ha quedado en el tintero la actuación de cientos ciudadanos que merecen ser socios de este club de la buenas personas. Por fortuna, son muchas. Más de lo que nos imaginamos. Basta apartar la mirada de los asuntos políticos cotidianos para comprobarlo.

Abogados. Candidatos a decano

Tampoco hay que ser un lince para comprobar que el decano del Colegio de Abogados de Málaga, Francisco Javier Lara, goza del reconocimiento mayoritario de sus compañeros. Quizá por eso no se ha presentado nadie. Lara se ha ganado a pulso la reelección, porque ha peleado de una manera clara y diáfana por los intereses de los abogados. No ha dudado en enfrentarse a la Junta de Andalucía para reclamar el pago del turno de oficio, que siempre acumulaba promesas y retrasos y que ahora, por primera vez, se encuentra al día. También se ha peleado con el Gobierno del PP en protesta por la ley de tasas, que finalmente tuvo que modificar el Ejecutivo de Rajoy. Sin duda, un decano valiente.

Tren. Récord del Cercanías

Tampoco hay dudas de que el Cercanías de Fuengirola es un éxito, ya que se ha convertido en el quinto más rentable de España. En este año que encara su final se superarán los diez millones de viajeros, todo un récord para la línea que llega hasta la localidad costasoleña. Es una pena que su prolongación hasta Marbella siga estando parada, pese a que se ha prometido ya en demasiadas ocasiones este proyecto. La actual presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha estado cuatro años vendiendo humo.