Diario Sur

FALSO 9

EL OTRO ESPECTÁCULO

El hecho de que la Liga se detenga y las selecciones salten al escenario futbolístico supone un balón de oxígeno para la prensa deportiva. Los jugadores más mediáticos están reunidos bajo el mismo techo y no hay que ir a buscarlos de un lugar a otro para oír sus declaraciones. El otro día, por ejemplo, Piqué regaló un titular al decir que cuando está calladito se realza su rendimiento. Como si las palabras eclipsaran el trabajo cotidiano. No le falta razón al afirmar que lleva años jugando a un buen nivel. Cuando Piqué calla se resiente el espectáculo que se crea a diario fuera del terreno de juego. También el defensa central habló de tácticas y concluyó afirmando que los esquemas son sólo números. Lo pasa bien ejerciendo de actor improvisado en los ratos libres y además aprovecha para realizar comentarios interesantes.

Estos días la atención no sólo se centra en los jugadores de La Roja sino también en los extranjeros que juegan en España y se han ido con las respectivas selecciones. Como el controvertido 'Caso James'. El futbolista del Real Madrid voló a Colombia desatendiendo la voluntad de este club y, aunque ha sido descartado para jugar contra Paraguay, veremos qué pasa cuando regrese. Por otra parte, el entrenador de la selección argentina, Edgardo Bauza, ha dado un paso atrás en el 'Caso Messi' y ahora alaba el comportamiento que ha tenido siempre el Barcelona con el jugador.

Pero el mayor espectáculo de la semana corresponde a un jugador que no está con La Roja. El capitán del Sporting, Cuéllar, irrumpió en la rueda de prensa para reprender a un periodista de 'La Nueva España', pero fue calentándose hasta pasarse de la raya. Como dijo su entrenador, Abelardo, le sobró el final. El insulto no atiende a razones.