Diario Sur

Un entierro sin pandero: adiós al gran Capitán

AL son de verdiales, su pasión, interpretados por un grupo de amigos fiesteros sin pandero, fue enterrado el pasado lunes en el cementerio de Álora una de las grandes figuras de nuestro folclore: Juan Martín Vargas, 'El Capitán', que falleció a los 86 años de edad. Panderero, bailaor y cantaor, 'El Capitán' (apodo que incluso da nombre a una de las pandas más importantes de Málaga, en la que hoy tocan sus hijos, sus nietos y parte de su familia) fue uno de los más importantes verdialeros de las últimas décadas. En el mundo de la fiesta de verdiales, tan apreciada era su capacidad como ejecutante como su extraordinariamente afable y respetuosa condición personal.

Juan formó parte del grupo que en 1972 escenificó 'La boda por verdiales', primera ocasión en que la fiesta de verdiales subió al escenario de un teatro y que fue filmada por el No-Do, por lo que la representación se vio en todos los cines de España. En 1975, también fue miembro de la primera panda de verdiales que salió a Europa, concretamente al Reino Unido, donde actuó en Oxford y Londres, en el llamado 'Bach festival'.

Fiestero del estilo de Almogía, ha pertenecido a las más relevantes pandas de la zona: Almogía, La Copla, El Coto, y 'El Capitán', panda que fue fundada en el año 2009 por un grupo de amigos todos fiesteros y su nombre le fue dado en honor a Juan Martín, 'el gran capitán fiestero'. En esta página el lector encontrará mediante código QR un documento excepcional: la grabación de No-Do de 'La boda', con Juan Martín Vargas entre sus componentes. Fue un emotivo adiós a un mito de los verdiales; junto al inolvidable Povea, sin duda, uno de los grandes referentes del folclore local contemporáneo.