Diario Sur

EN DIAGONAL

Mujeres

En 'La asamblea de las mujeres', Aristófanes las pone a gobernar Atenas. Ni Rita Maestre ni Tania Sánchez han dicho, como Praxágora, que por ser mujeres vayan a dirigir mejor Podemos en Madrid. Sólo han lanzado su candidatura. Sí han dicho que se ha acabado el tiempo del monopolio político masculino. Y que no son novias o exnovias. «Somos mujeres». Suena a John Merrick en 'El hombre elefante' gritando «Soy un ser humano. Soy un hombre». Pero claro que son exnovias de Errejón e Iglesias. Y Meritxel Batet exmujer de José María Lassalle, Celia Villalobos mujer de Arriola y Ana Pastor mujer del que camina con Rajoy. Recordamos sus relaciones (también a Hillary Clinton) y ellas salen con que la política no es el cortijo de los hombres. Son cosas como de la época de «una mujer necesita un hombre igual que un pez necesita una bicicleta». A mí me daría vergüenza haber sido novia de Errejón o Iglesias, pero mucho más recordar que soy una mujer.