Diario Sur

CITA EN EL SUR

La pera

Apple es la pera. La empresa puntera en equipos electrónicos se ha colado en nuestros hogares y en nuestros bolsillos. Considerada la empresa más perita, Apple tiene dos sedes oficiales -extraoficiales tiene unas cuantas por edificio-, una en California y otra en Dublín. Irlanda es un país atractivo y sus habitantes son simpáticos y amigables. Casi todos. También tienen mafia y como allí llueve tanto los grupos mafiosos rivales vienen a matarse a España. La mafia irlandesa cuenta con sede en Marbella. Apple tiene una oficina en Dublín porque el gobierno irlandés le permitía no pagar casi impuestos. Ahora ha sido condenada por la Unión Europea. El aguerrido presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Junker, fue antes primer ministro de Luxemburgo, un país que bajo su mandato realizó este tipo de prácticas mafiosas para atraer empresas extranjeras. La condena obliga a Apple a pagar a Irlanda todo lo que se ha ahorrado de manera ilegal. Irlanda ha recurrido la condena. El mundo es una manzana sabrosa y si eres listo le zampas un mordisco. Mientras te dura la gloria te tratarán como a una reina, y la gloria puede durar para siempre. Steve Jobs fue rey aunque no le dio tiempo de disfrutar de su mac yate espectacular.

Ayer mismo no nos visitó una reina pero sí un príncipe de la familia real saudí a la que Alá guarde muchos años, siempre y cuando sea en Marbella. El príncipe Muqrin bin Abdulaziz atracó en el puerto de Málaga en un lujoso yate de cincuenta y cuatro metros de eslora. Podía haber usado otros barcos, pero usó este «porque es de tamaño más reducido y nos permite atracar en el puerto». Vino a Málaga porque a pesar de haber estado numerosas veces en Marbella, no la conocía. Una vez en Málaga se limitó a quedarse en el barco, no pisó tierra. Recibió al concejal de Turismo, quien le dio un recado para el rey Salman y una placa. Hay que cuidar al turista.

Ahora se ha puesto de moda el alquiler de apartamentos y la policía vigila que se cumpla la regulación, que para muchos es regular. Cada día la policía recibe al menos una denuncia en Málaga por fraude en dichos alquileres. Una familia sin yate pequeño llega tras recorrer cientos de kilómetros y se encuentra que apartamento de qué. El tipo al que se le pagó no sólo no es el propietario sino que no existe. Triste camino de vuelta a casa encontrándote en el retrovisor la mirada de la suegra, que ya lo avisó. La policía española es buena, aunque los medios no siempre son los mejores. Ayer se quemó una furgoneta de la policía nacional en Estepona. Había tres agentes dentro y el sistema de apertura no funcionaba hasta que funcionó. Al final no les pasó nada. Por su parte, los agentes de la Policía Local de Málaga destinados en la Sala del 092 han denunciado alta siniestralidad por estrés. Varios agentes sufren subidas de tensión, uno tiene un marcapasos, otros tres válvulas en el corazón y hay seis con problemas prostáticos. Así no se puede limpiar la ciudad. La policía es perita, pero su situación es la pera.