Diario Sur

EN DIAGONAL

Hermenéutica

Estos días han soltado a Cospedal. La secretaria general del PP se ha puesto a hacer sesuda hermenéutica del voto vestida con una camisa de cobrador de autobús (además de apuntarse sin pudor al Soria-sis). Dice que en las dos últimas elecciones «ha quedado claro» que los españoles no quieren a Sánchez de presidente sino a Rajoy «tras alcanzar acuerdos». La gente con las cosas tan claras en una situación tan confusa (o en la que sea) no es de fiar. Tengo amigos que no habían votado en su vida al PP y lo hicieron por miedo a Podemos, no porque quieran a Rajoy. Y mucho menos a Cospedal. Antes de las navidades futuras, el Rey cree conveniente recordar su discurso de las navidades pasadas, cuando señaló la necesidad del diálogo, la concertación y el compromiso. Le faltó el decoro político. Tengo amigos que tras el 'soriazo' ya no votarían al PP. Cospedal parece saber qué quieren los españoles. Parece ignorar qué son capaces de tolerar.