Diario Sur

LA TRIBUNA

Tomamos partido

Este verano, gracias a la planificación de los gestores del SAS «basada en criterios técnicos y la experiencia acumulada» los profesionales encargados de dar asistencia sanitaria a los malagueños han soportado la peor situación que recordamos. El pasado 27 de agosto se publicó en este diario la Tribuna 'No todo Vale', firmada por 86 miembros del equipo de gestión de Enfermería y Atención Ciudadana de los Hospitales Regional de Málaga y Virgen de la Victoria. Su lectura me produjo tristeza e indignación. Tristeza, porque siendo conocedor de las dificultades que los cargos intermedios de Enfermería de los Hospitales Carlos Haya y Clínico tienen que sufrir diariamente para poder gestionar una asistencia sanitaria, cada vez con menos medios humanos y materiales debido a la planificación que realiza la Consejería de Salud, los '86 abajo firmantes' no entiendan que el objetivo que se pretende mediante la denuncia pública, es que los hechos denunciados no se vuelvan a repetir, en aras de una asistencia sanitaria de calidad, con las mejores condiciones para los ciudadanos y los profesionales.

Indignación por las acusaciones vertidas en el comunicado. Afirman los '86 abajo firmantes' que las denuncias públicas realizadas por Satse no tienen «base real ninguna», que utilizamos «una información partidista y sesgada». ¿Acaso ignoran que Satse es la voz de los miles de profesionales que tienen que realizar su trabajo en condiciones precarias y que cansados de que la Dirección no escuche sus reclamaciones, acuden a sus representantes? Todas las denuncias realizadas por Satse no solo son veraces sino que están perfectamente contrastadas y documentadas.

Los '86 abajo firmantes' acusan a Satse de partidista. Por supuesto que Satse es partidista, tomamos partido por la enfermera que debe de hacerse cargo durante una noche de 36 pacientes, generándole una situación de tanta ansiedad que al día siguiente renuncia al contrato de trabajo que ha estado esperando durante todo el año; tomamos partido por la enfermera a la que los gestores del SAS le han citado a 21 pacientes, a los que tiene que atender en un intervalo de 40 minutos para control de sintrom, control de diabetes, curas quirúrgicas, vacunaciones.; tomamos partido por los profesionales de las unidades de cuidados intensivos y de Urgencias, los cuales tienen que soportar un déficit de plantilla que los obliga a un sobre esfuerzo constante, y gracias a su profesionalidad y su dedicación suplen la inoperancia de los gerifaltes del SAS; tomamos partido por los compañeros que tienen que aceptar contratos en la provincia de Sevilla, a pesar de vivir en Málaga, porque la escasez de contratos que la Dirección del SAS autoriza para Málaga hace que la puntuación para acceder a un contrato en nuestra provincia sea la más alta de toda Andalucía (contratación SAS del 25 de agosto: Hospital Virgen Macarena 40´325 puntos, Hospital Virgen de la Victoria 53´15 puntos); tomamos partido por los profesionales que durante todo el año deben de realizar turnos extra de trabajo, porque los gestores del SAS no sustituyen las jubilaciones y las reducciones de jornada; tomamos partido por todos los profesionales de todas las unidades en las que los gestores del SAS no realizan contrataciones para sustituir las ausencias por enfermedad o por permisos, debiendo de realizar su trabajo y el del compañero al que no han cubierto; tomamos partido por las enfermeras que terminan sus estudios de Grado y pasan a engrosar una lista de desempleo del 23%, porque la provincia de Málaga es la provincia española con menor número de enfermeras por habitante de toda España.

Estamos de parte de una sanidad pública de calidad, estamos de parte de los profesionales sanitarios que a pesar de la situación realizan una labor encomiable, estamos de parte de la ciudadanía malagueña que se merece la mejor atención sanitaria posible. Los '86 abajo firmantes' deben de ser conscientes que entre el Hospital Clínico y Carlos Haya, tan solo en la categoría de enfermera existen 103 jubilaciones y reducciones de jornada sin cubrir. '103' es solo un número, pero les animo a que visiten la página de la bolsa del SAS, y le echen un vistazo al listado de enfermeras demandantes de empleo, así podrán ponerle nombres a los 103 que durante todo el año 2016 han engrosado las listas del paro y que deberían haber estado cubriendo un puesto de trabajo estable si la Dirección del SAS hubiese autorizado su contratación.

Tomamos partido por los profesionales que cuando pueden curar, curan, si no pueden curar, alivian, si no pueden aliviar, consuelan. Ellos dignifican a esta profesión por la que Satse toma partido y a la que la Dirección del SAS la tiene tan maltratada.