Diario Sur

ojo de halcón

¿Objetivo europa?

Palabra de Juande. «Todo lo que no sea ir pensando en Europa se nos va a quedar corto». Más ambicioso, imposible. Claro que segundos antes, en aquella presentación como entrenador del Málaga, había apuntado: «El objetivo es ir creciendo todo lo que nos permita la situación (el límite salarial de la Liga). Los objetivos los marcaremos cuando acabe la confección de la plantilla». Así que ahora sí es el momento de conocer cuál es el objetivo en boca del manchego, porque entre la previsión y la realidad falta la pieza más importante (sin traspasos o sin inversión, ya lo indiqué, no había dinero para más). Muchos extremos y ni un solo delantero centro rematador de cabeza. Sin ese futbolista que pueda marcar diferencias en Primera, mi previsión varía ligeramente respecto a hace un año. «Si la cosa va mal, entre el 14.º y el 16.º; si va normal, entre el 11.º y el 13.º, y si va bien, entre el 8.º y el 10.º», fue mi pronóstico. Quizá en las dos primeras opciones el escalón deba estar más arriba, pero en la perspectiva más positiva tengo mis serias dudas. En las áreas, donde se hacen realidad los sueños, no veo al Málaga mucho mejor. Subir el peldaño a Europa dependerá de que se fabriquen muchas más ocasiones (lo que equivale a más opciones de gol), de que se mantenga la mentalidad defensiva de la ‘era Gracia’ y de que se consiga que el equipo no baje los brazos en la fase final. Esto último le faltó a Juande en 2004 y también al anterior técnico dos veces por razones que, como forman parte del pasado, es mejor no remover. ¿Objetivo Europa? Me cuesta ver al Málaga sexto o séptimo, esa es la realidad. Pero ya se sabe que en nuestro ADN malaguista está eso de ser precavidos para que luego nos quiten lo ‘bailao’. En estos casos equivocarse es una bendición. Ojalá sea así.