Zorrilla: «El Ayuntamiento maltrata a las personas que hacen naturismo por una mentalidad retrógada»

El líder de IU-Málaga para la Gente denuncia que el sábado el Ayuntamiento cambió los límites de la playa nudista sin avisar y la cedió a la práctica del kitesurf

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

El viento de Levante racheado con un cierto Poniente combate en la que hasta hace escasos días era la playa nudista en Guadalmar. Hoy, el portavoz de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla y la viceportavoz, Remedios Ramos, se reúnen con miembros del colectivo naturista a pie de playa para reclamar al Ayuntamiento que devuelva el espacio que la playa nudista ha tenido en esta zona que pisan desde 1995, como bien explicó Ramos gracias a una iniciativa de IU que se aprobó en el pleno de la ciudad.

“El Ayuntamiento maltrata a las personas que hacen naturismo por su mentalidad retrógrada, porque a las playas nudistas vienen personas de todas las edades, de todas las condiciones sociales y de todas las ideologías”. De esta forma denunciaba Zorrilla junto a Ramos y a miembros del colectivo naturista que el pasado sábado el área de Playas y miembros de la Policía Local retranquearon 600 metros el lugar donde tradicionalmente ha estado la playa nudista poniendo señales para que los bañistas no se pudiesen acercar a la zona ahora acotada para el kitesurf y así como un cartel en el que se dice que se prohíbe el baño.

El cambio de espacio, que explican que ha sido unilateral, no tendría mayor problema si no fuera porque para llegar a la nueva hay que andar medio kilómetro y cruzar el pequeño cauce de un arroyo, ya que en la zona trasera está el campo de golf de Guadalmar, que está completamente vallado y que no es permeable. Zorrilla explicaba que casualmente no se importuba a los vecinos de la Misericordia o de la Malagueta con un cambio de uso de la playa, que además, dice “va en contra de las ordenanzas, ya que el artículo 5 dice que éstas deben ser preferentemente para el paseo, estancia o baño salvo excepciones” y explicó que se debería tratar de eventos o instalaciones deportivas que no fuesen incompatibles con el baño como el volley-playa lejos de donde están los bañistas, por ejemplo.

Tanto Margarita Alba, Cecilia G. Palomo o Anastasia González lamentaron que el Ayuntamiento “les echara a pelear con los que practican el kitesurf, si algo ha caracterizado en todos estos años a la playa es la convivencia pacífica, y ahora parece que nos quieren generar mal rollo con este deporte y han pisoteado nuestros derechos con ayuda de la Policía Local”, explicaba Palomo. “El sábado nos echaron por orden del cabo de la Policía Local de Churriana, como nos explicaron, con la amenaza de que nos iban a multar, ¿quién ha decidido, sin informarnos antes o pedirnos nuestro parecer, que esta ya no es la playa nudista? La playa es pública y no se puede echar a nadie”, decía visiblemente enfadada González. Ahora sólo esperan que el Ayuntamiento recapacite les devuelva el espacio que llevan usando como playa nudista desde hace 23 años, y que prevalezcan sus derechos de uso como bañistas, y que si hay otra actividad la pongan más hacia Guadalmar, ya que en la zona del campo de golfo, al parecer, está prohibido el kitesurf por Aviación Civil, comentaban. IU-Málaga para la Gente llevará una iniciativa a la próxima comisión de Medio Ambiente con esta petición expresa.

Fotos

Vídeos