Zoido abre la puerta a tomar el control de los Mossos

El ministro del Interior afirma que el Gobierno hará lo necesario para cumplir con sus obligaciones

CECILIA CUERDO SEVILLA.

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, anunció ayer que las unidades de refuerzo de la Policía Nacional y la Guardia Civil continuarán de momento en Cataluña porque las circunstancias que motivaron su llegada «no han cambiado». Y aunque no quiso pronunciarse acerca de si su ministerio asumirá el control de los Mossos d'Esquadra en el caso de que se aplique finalmente el artículo 155 de la Constitución, sí mostró determinación a dar cuantos pasos hagan falta para frenar la ruptura. «Lo que tengamos que hacer, se hará», zanjó en tono contundente.

La relación con los Mossos es uno de los grandes retos a los que se ha enfrentado el Gobierno en las últimas semanas, hasta el punto que su actuación el 1-O, cuando los Mossos eludieron intervenir e incluso en ocasiones se enfrentaron a las fuerzas de seguridad del Estado, ha acabado con buena parte de la confianza que existió entre ambas partes. Una de las posibilidades que brindaría el artículo 155 al Gobierno central es precisamente asumir el control de la Policía autonómica, una posibilidad que según se desprende de las palabras de Zoido se estaría sopesando en Madrid.

El titular de Interior confirmó que, por el momento, no se va a tomar ninguna medida para disminuir el número de efectivos de la Guardia Civil y la Policía Nacional destinados desde finales de septiembre en Cataluña y las regiones limítrofes. El despliegue debía haber durado solo unos días, pero el agravamiento de la crisis ha provocado que se haya ido prorrogando sucesivamente. Zoido recordó que ambos cuerpos acudieron en refuerzo de los Mossos «para mantener el orden público y garantizar los derechos de los catalanes ante el referéndum que era manifiestamente ilegal», aunque posteriormente fueron requeridas por la autoridad judicial y fiscal. Así, «mientras sigan encargados de las responsabilidades que les encomendaron esas autoridades, seguirán cumpliendo con su misión de policía judicial, porque ahí tienen absolutamente todas las competencias».

La cuestión catalana estuvo muy presente en la cumbre del G6, que reunió en Sevilla a los responsables de Interior de Italia, Francia, Reino Unido, Polonia y Alemania, con Marruecos y la UE como invitados de excepción para acordar medidas conjuntas y líneas de trabajo en materia de inmigración irregular o terrorismo yihadista.

Fotos

Vídeos