Washington alerta a sus ciudadanos del riesgo de viajar a Europa por los ataques

El Departamento de Estado emite un nuevo aviso en el que pide a sus viajeros que se mantengan vigilantes

M. A. MADRID.

El Gobierno de Estados Unidos ha alertado a sus ciudadanos de los peligros de viajar por Europa en estos momentos, sobre todo tras los atentados de Barcelona y Cambrils. Por eso, y por la información que maneja, ha emitido un nuevo aviso para los norteamericanos que tengan intención de desplazarse a Europa durante los próximos meses debido al «continuo riesgo de atentados terroristas» en el viejo continente a manos de grupos radicales islamistas.

En un comunicado difundido ayer por el Departamento de Estado, pide a los viajeros estadounidenses que no bajen la guardia en suelo europeo y estén «siempre alerta». Pone el foco en los «simpatizantes terroristas o extremistas radicalizados» que pueden llevar a cabo ataques «sin aviso previo». La Administración Trump teme que se puedan repetir los recientes atentados que han golpeado al Reino Unido, Francia, Suecia, España o Finlandia y tras los que se encuentra la mano ejecutora del Daesh o Al-Qaida. Dos grupos terroristas, según reconoce Estados Unidos, con capacidad de «planear y ejecutar» atentados en cualquier país europeo.

La nota advierte, además, de los posibles blancos de ataques, como los lugares turísticos, mercados, centros comerciales e instalaciones de gobiernos locales. En el punto de mira de los terroristas están también los hoteles, clubes, restaurantes, lugares de culto, parques, eventos destacados, instituciones educativas, aeropuertos y otros «objetivos blandos».

El Departamento de Estado que dirige Rex Tillerson recuerda también que los terroristas emplean una «variedad de tácticas», como el uso de armas de fuego, explosivos, vehículos para embestir y armas afiladas que son «difíciles de detectar antes de un ataque». Por todo ello, pide a sus viajeros seguir los consejos de seguridad de las autoridades locales, estar en contacto con su familia y mantenerse preparados para controles de seguridad adicionales.

La alerta de viaje, que estará en vigor hasta el próximo 30 de noviembre, es la última de una serie de advertencias que Estados Unidos ha enviado este año a sus ciudadanos sobre el riesgo de viajar a Europa, especialmente después de los ataques terroristas en París en noviembre de 2015 y en Bruselas en marzo del año pasado. Desde entonces, Washington trabaja «de manera estrecha» con sus aliados europeos para atajar la amenaza del terrorismo internacional.

Fotos

Vídeos