«¡Visca la Guardia Civil!»

Un centenar de personas de la plataforma Somatemps se concentran frente a la comandancia de Barcelona donde están cinco detenidos

MATEO BALÍN BARCELONA.

Un centenar de personas convocadas por la plataforma Somatemps, que defienden «la identidad hispana en Cataluña», se concentraron este jueves frente a la comandancia de la Guardia Civil de la calle Travesera de Gracia de Barcelona. En sus dependencias se encuentran desde la madrugada pasada al menos cinco de los detenidos el miércoles en los registros ordenados por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona. Ataviados con banderas de España, los manifestantes, de todas las edades, profieren gritos en favor de la Guardia Civil y de Cataluña, mientras numerosos vehículos y motos pasaban por delante colgando banderas españolas y alentando a los concentrados. Frente a ellos, dos furgones de los Mossos d'Esquadra, apoyados por agentes de la Guardia Urbana barcelonesa, protegen el edificio de la comandancia. Otra media docena de vehículos están colocados en las calles aledañas para blindar el perímetro y evitar males mayores.

Hacia la una de la tarde se vive la primera escena de tensión entre los integrantes de Somatemps y partidarios del referéndum del 1 de octubre. Un hombre mayor, de unos 60 años, lanza insultos desde la calle de enfrente -«¡fachas, fascistas...!»- y otro hombre que está a su espalda se abalanza sobre él, agarrándole por el cuello. «¡Te voy a dar una hostia!», le increpa. Los agentes intervienen rápidamente y logran separarles sin que la cosa vaya a más, aunque los ánimos siguen muy calientes. «¡Traidores, cobardes, cómo os calláis ahora que sois pocos!», le dice un hombre a un grupo de chavales tras un enfrentamiento verbal.

«Este episodio te demuestra que solo hace falta que prenda una chispa para que se provoque un incendio. Y al final los que lo pagamos somos nosotros, los policías, que nos etiquetan y nos increpan por intervenir», explica cariacontecido un guardia urbano mientras, a su espalda, un grupo de padres espera paciente la salida de los niños del colegio.

Poco después, el vaivén de viandantes por Travesera de Gracia genera nuevos conatos de enfrentamientos entre partidarios de Somatemps e independentistas, que discuten de forma acalorada. «¡Somos más que ellos; visca la Guardia Civil, visca Cataluña, visca España!», interrumpe entonces Joan, de 42 años, mientras agita la bandera española. Junto a él se encuentra Martín, un joven estudiante que ha salido del instituto para unirse a la concentración de apoyo al Instituto Armado. Llegan entonces tres compañeras de la escuela, sorprendidas por su presencia allí. «¡Pero cómo te juntas con esta gente, no me lo puedo creer!», le espeta una de ellas. Luego, cada uno, se va por su lado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos