«Hemos vencido a un Estado autoritario que no nos quería dejar llegar hasta aquí»

El presidente catalán augura durante el acto de final de campaña que la próxima semana «empezaremos a caminar vestidos de soberanía»

R. C. BARCELONA.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha afirmó anoche que ya «han vencido a un Estado autoritario», pero llamó a votar mañana para «asegurar que la victoria -del sí- sea definitiva», con el objetivo de «acabar con el proceso -soberanista- para comenzar el progreso». Puigdemont cerró el acto de final de campaña de los independentistas en el paseo María Cristina de Barcelona, en el que ha intervenido el vicepresidente Oriol Junqueras y dirigentes de PDeCAT, ERC, Demòcrates de Catalunya, MES y Podem, además de los miembros de Catalunya En Comú Jaume Asens y Joan Josep Nuet y representantes de las entidades soberanistas, informa Efe.

«Hemos vencido los miedos, las amenazas, las presiones, las mentiras y las intimidaciones; hemos vencido a un Estado autoritario que no nos quería dejar llegar hasta aquí y pretendía que nos rindiéramos a la primera dificultad», dijo el presidente catalán. Ante miles de independentistas, Puigdemont llamó a «asegurar» este domingo que «la victoria sea definitiva», con el objetivo de que se pueda «acabar con el proceso para comenzar con el progreso social, económico, cultural y nacional». «Aquello que era un sueño ya lo tenemos al alcance de la mano; el domingo tenemos una cita con el futuro», remarcó , en alusión al referéndum del 1-O convocado por el Govern y suspendido por el Tribunal Constitucional.

Puigdemont auguró que «la próxima semana empezaremos a caminar con paso firme, vestidos de soberanía y de la dignidad que nos han querido quitar» desde el Estado.

Por su parte, el vicepresidente del Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras, lamentó «las trabas y dificultades» del Estado para tratar de impedir el 1-O, pero advirtió que «cada reto que superamos nos hace a los catalanes más fuertes y unidos». Junqueras agradeció el apoyo expresado «por los estudiantes, estibadores, bomberos, agricultores, impresores, maestros, y a todo el pueblo».

El líder de ERC afirmó que «tenemos la conciencia profunda de no ser nada si no somos pueblo, y no nos sentimos solos», antes de proclamar que su causa «es la de la democracia, la justicia y la dignidad». «Somos conscientes de que nos han puesto muchas trabas y dificultades, pero hemos aprendido que con la superación de cada reto, los catalanes nos hacemos más fuertes, estamos más unidos, y el mundo nos mira con más simpatía».

«Los catalanes ya hemos empezado a ser libres, porque nos estamos liberando de los miedos, demostramos que somos capaces de superarlos, y sabemos que con la superación del miedo empieza el camino de la libertad», dijo Junqueras. «Sin ninguna duda somos el fruto de muchas dificultades, pero también somos la semilla de todas las victorias» e invitó a los catalanes «a trabajar, a persistir, con serenidad y firmeza», defendiendo sus derechos civiles y sociales.

En el mismo acto la diputada de la CUP, Mireia Boya, exigió a los 'comuns' que apoyen sin fisuras el referéndum de independencia y les advirtió de las consecuencias de no hacerlo. «Si no lo hacéis, Roma no paga a traidores. Tenemos memoria y no os perdonaremos nunca», dijo.

Fotos

Vídeos