El Rey vacía su agenda ante la crisis en Cataluña

Desde la Zarzuela se mantendrá en contacto permanente con Rajoy, también sin actos oficiales hasta el viernes

M. E. ALONSO MADRID

Cataluña es la prioridad del jefe del Estado. El Rey ha vaciado su agenda para la próxima semana y permanecerá concentrado en su despacho del Palacio de la Zarzuela para seguir los acontecimientos derivados de la convocatoria ilegal del 1 de octubre.

La Casa del Rey rompe así con la imagen de «normalidad» institucional que ha mantenido en las semanas previas al 1-0, apostando por la presencia de Felipe VI y del resto de miembros de la Familia Real en numerosos actos y audiencias palaciegas. Pero la grave crisis institucional que atraviesa el país ante el embate soberanista requiere de medidas excepcionales.

Nadie sabe qué puede pasar a partir de este domingo. A pesar de las decisiones adoptadas por el Ejecutivo para desbaratar la logística del referéndum e impedir su celebración, sobre el 2 de octubre y los días sucesivos se ciernen muchas incógnitas que mantienen en alerta a la representación del Estado.

Desde que el Parlamento de Cataluña aprobase las leyes de desconexión orientadas a amparar la votación ilegal y avanzar hacia la proclamación de una república catalana, el Rey permanece «en contacto permanente» con el presidente del Gobierno, según fuentes de Casa Real. También la agenda de Mariano Rajoy aparece vacía hasta el Consejo de Ministros del próximo viernes.

La preocupación que se vive en la Zarzuela es enorme y así lo ha transmitido el propio Monarca en sus últimas apariciones, con gesto serio y algún mensaje a Carles Puigdemont y sus socios secesionistas. «La Constitución prevalecerá sobre cualquier quiebra de la convivencia en democracia», les recordó el 13 de septiembre, con ocasión de la entrega de los Premios Nacionales de Cultura.

Fotos

Vídeos