Urkullu defiende los pactos con Rajoy y abre la puerta a los Presupuestos

El lehendakari recuerda las fuertes inversiones que se lograron para el País Vasco gracias al acuerdo sobre las cuentas del año pasado

OCTAVIO IGEA VITORIA.

El Gobierno vasco mostró ayer la peculiar relación que mantiene el PNV con el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Puerta abierta a los pactos, pero dura crítica ante las «agresiones» a las competencias autonómicas. Volvió a quedar en evidencia durante el pleno de control que se celebró en el Parlamento vasco, en el que el lehendakari calificó como «buenos y beneficiosos» los acuerdos presupuestarios alcanzados por el PNV con el PP en 2017 y sugirió que este ejercicio podría haber más. «El futuro está por escribir», deslizó. En el otro extremo se situó el portavoz de su Gobierno, Josu Erkoreka, que denunció en la misma sesión los «hachazos» que viene asestando la Moncloa al autogobierno.

Urkullu y Erkoreka subieron uno tras otro a la tribuna de oradores de la Cámara de Vitoria para responder a las preguntas de la oposición sobre las relaciones con el Gobierno de Rajoy. EH Bildu, Podemos y hasta el PP cuestionaron al Ejecutivo por su posición dubitativa a las puertas de una posible negociación de los Presupuestos Generales del Estado entre los populares y el PNV. Algo que los nacionalistas habían descartado mientras estuviera en vigor la intervención de Cataluña al amparo del artículo 155 de la Constitución, pero que ahora están dispuestos a reconsiderar y salvar las cuentas de Rajoy para este año.

«Retroceso gravísimo»

EH Bildu preguntó a Urkullu si considera «suficiente» el nivel de autogobierno vasco. «Desconcertada» se mostró la portavoz parlamentaria de la coalición soberanista, Maddalen Iriarte, tras reprochar al lehendakari sus vínculos con el PP. «Hace declaraciones grandilocuentes sobre Cataluña y el autogobierno pero se une a los partidos del 155 que intervienen autonomías». En esa senda, el secretario general de Podemos Euskadi, Lander Martínez, criticó que el Ejecutivo de Vitoria haya convertido a los populares en «su socio preferente» para la aprobación de los presupuestos.

Además de insistir en la necesidad de renovar el estatus vasco y ampliar las competencias del Gobierno autonómico, Urkullu reivindicó en sus respuestas «los beneficios para la sociedad vasca» del acuerdo presupuestario alcanzado en 2017 por el PNV con el PP. Destacó las fuertes inversiones arrancadas para acelerar la ejecución del AVE, la actualización del Concierto y la renovación de la Ertzaintza. El lehendakari aprovechó para opinar sobre las rencillas que mantiene su Gobierno con el de Rajoy. Se mostró «preocupado» por el posible recurso del Estado a los Presupuestos de Euskadi y la inclusión en el anteproyecto de las cuentas del Estado de 2018 de una cláusula que obliga a las comunidades autónomas a solicitar autorización al Ministerio de Hacienda para contratar a su personal interino.

Erkoreka profundizó en la crítica. Lo hizo en su respuesta al popular Borja Sémper, que calificó como «procedimiento técnico y amistoso» el aviso del Estado de que puede presentar un recurso de inconstitucionalidad contra las Cuentas vascas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos