Turull espera su turno y Esquerra se lo piensa con el vicepresidente

Esquerra aún no ha decidido quién será el número dos del Ejecutivo, mientras sigue el baile de nombres para las 14 consejerías

C. REINO

barcelona. La oposición critica la negociación de los independentistas porque está siendo lo más parecido a una «pelea por las sillas» o un mero «intercambio de cromos». Pero es lo que tiene cuando se intenta formar un Gobierno de coalición como el que pretenden JxCat y Esquerra. Son 14 Consejerías, la mitad para cada uno, con sus respectivos secretarios generales, directores generales y altos cargos, y el baile de nombres es muy numeroso.

Empezando por la Presidencia. Si Jordi Sánchez no puede ser elegido por su situación procesal, espera en la recámara Jordi Turull, exconsejero de la Presidencia y diputado de JxCat. Turull, por el momento, repetirá como titular de Presidencia para dar el salto a la jefatura del Ejecutivo. Si fuera inhabilitado, como toda apunta por la causa judicial que tiene abierta en el Supremo, le tocaría el turno a Elsa Artadi. Eso sobre el papel. Porque no está aún claro cómo correrá el escalafón. Esquerra tiene que decidir a quién sitúa como vicepresidente. Oriol Junqueras se ha autodescartado, Marta Rovira no lo tiene claro, y emerge Pere Aragonés, mano derecha de Junqueras en la pasada legislatura en la Consejería de Economía.

La duda está en qué pasa si Sánchez es investido y su elección se impugna con posterioridad. El escenario que podría darse en ese supuesto sería que el vicepresidente pasaría a ser el número uno, de forma temporal, y JxCat quiere evitarlo. Otros nombres que están en las quinielas son Josep Rull y Raül Romeva, que podrían repetir cargo. Lluís Font, David Elvira o Laura Borrás también están bien situados. Brauli Duart, actual presidente de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, podría asumir Interior, una patata caliente que nadie quiere.

Además, el reparto del pastel se completa con la presidencia del ente público de radio y televisión para Esquerra, mientras que las direcciones de TV3 y Catalunya Ràdio se las apuntará JxCat. Un encaje de bolillos a contrarreloj.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos