El Tribunal de Cuentas estudiará si los bienes aportados cubren el 9-N

M. S. P.

El Tribunal de Cuentas aceptó ayer estudiar si las propiedades presentadas como aval por el expresidente de la Generalitat Artur Mas y los exconsejeros Joana Ortega, Francesc Homs e Irene Rigau son suficientes para cubrir los 2,5 millones que quedan por pagar de la fianza de 5,3 millones de euros que esta institución le impuso por el uso de fondos públicos para sufragar la consulta ilegal independentista del 9 de noviembre de 2014. Según informaron fuentes del órgano fiscalizador, el tribunal tardará una semana en determinar si los bienes inmuebles son garantía suficiente. Estas mismas fuentes confirmaron que tras la aportación el jueves por parte de Mas de 400.000 euros más, la cantidad ya satisfecha por el exjefe de Gobierno autonómico se eleva a los 2,8 millones de euros.

El Tribunal de Cuentas había dado de plazo hasta el jueves para satisfacer el total de la fianza, que Mas empezó a abonar el pasado octubre. Los abogados del expresidente pidieron una prórroga, a la que la institución no ha respondido, a la espera de valorar los títulos de las propiedades presentados por los acusados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos