Tres detenidos en Marruecos vinculados con la célula terrorista catalana

R. C. MADRID.

Continúa abierta la investigación de los atentados de Cataluña en Marruecos, país de origen de la mayoría de los implicados en la matanza de Barcelona y el ataque de Cambrils. En las últimas 72 horas, los servicios de inteligencia alauitas han detenido a tres personas por su supuesta relación con la célula catalana.

El primer arresto se produjo el viernes en Oujda, localidad fronteriza con Argelia. Las autoridades consideran que el detenido, de 35 años, es una pieza clave para la investigación porque no solo habría tenido contacto con la célula en Marruecos poco antes de los ataques, sino que también habría viajado a la localidad gerundense de Ripoll.

El segundo arresto tuvo lugar ayer en Nador, al norte del país. Se trata de Noudine Oukabir, de 28 años y primo de los hermanos Moussa y Driss Oukabir, el primero de ellos abatido por los Mossos en Cambrils y el segundo arrestado tras el atentado de Barcelona. Según las fuerzas de seguridad, el joven, que vivió diez años en la capital catalana y estaría «fuertemente radicalizado», planeaba atentar contra la Embajada de España en Rabat.

El tercer arrestado es Hicham Ennadih, que fue butanero en España y podría haber residido en la misma casa de Ripoll que el autor del atropello mortal de Las Ramblas, Youness Abouyaaqoub. La inteligencia marroquí investiga, además, a los padres de uno de los yihadistas de la localidad gerundense.

Fotos

Vídeos