Tres detenidos en Ciudad Real por matar a un joven de una paliza

La víctima, muy conocida en Herencia, salió en defensa de una amiga que estaba siendo molestada por unos feriantes

J. V. MUÑOZ-LACUNA TOLEDO.

El Carnaval de Herencia, Ciudad Real, que este año estrenaba su declaración como Fiesta de Interés Turístico Nacional, ha vivido su edición más trágica por la muerte de un joven de 28 años, vecino de la localidad, tras recibir presuntamente una paliza a manos de tres feriantes que han sido detenidos por la Guardia Civil. Los hechos ocurrieron a última hora de la noche del sábado cuando la víctima, Gonzalo Buján, discutió con un grupo que había instalado sus atracciones en las inmediaciones del Polideportivo Municipal. La discusión se originó, según algunos testigos, porque los feriantes estaban molestando a una amiga del joven y derivó en una pelea en la que Buján recibió un golpe en la cabeza con una barra metálica.

El joven fue trasladado en un primer momento al Centro de Salud de Herencia, pero dado su estado crítico fue evacuado rápidamente en una UVI móvil al hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan, donde finalmente falleció.

«Su muerte ha sido una gran pérdida porque Gonzalo era un joven ejemplar y muy querido por todos los vecinos de este pueblo, que se encuentran destrozados», declaró el alcalde de Herencia. Sergio García-Navas recordó, además, que el fallecido estaba «muy implicado con las peñas del Carnaval» y que «todo el mundo lo conocía por trabajar en una carpintería metálica que regenta su madre».

El Ayuntamiento de Herencia celebró ayer un pleno extraordinario en el que se declararon tres días de luto oficial y la suspensión de las actividades previstas con motivo de los carnavales. Una decisión consensuada con las peñas de este municipio de 8.500 habitantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos