Trapero, investigado por sedición por «facilitar» el referéndum

La juez Lamela cita este viernes al exmayor de los Mossos, al que acusa de «total inactividad» para cumplir la orden judicial y detener la consulta ilegal

M. BALÍN

madrid. La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela acordó ayer citar en calidad de investigado al exmayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, por un nuevo delito de sedición en relación con la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre. Trapero comparecerá este viernes a las nueve de la mañana y después, como testigo, lo hará el comisario Ferrán López, jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Territorial de los Mossos.

La juez explica en su escrito que a lo largo de la investigación se han averiguado otros hechos que indican que la actuación de los Mossos «fue dirigida a obstruir cualquier actuación que bloquease el plan estratégico hacia la independencia». Con esta finalidad, se relata en el auto, «se diseñó un plan para evitar actuar que procedía de la cúpula policial de Mossos comandada por Trapero y en conexión directa con los miembros del comité estratégico». La conducta de los Mossos desde el 20 de septiembre hasta el referéndum el 1 de octubre, «enmascarada bajo los principios de actuación policial de proporcionalidad, congruencia y oportunidad, fue de total inactividad».

La juez añade que tanto el fiscal jefe de Cataluña como el coronel Pérez de los Cobos pusieron de manifiesto a Trapero que el plan de actuación que se había elaborado de forma previa «no era adecuado para el cumplimiento de las órdenes que le habían sido impartidas», y concluye que la finalidad del investigado estaba orientada «a facilitar la celebración del referéndum consciente de que desarrollaba una actuación al margen de las vías legales».

Los hechos atribuidos a Trapero podrían constituir dos delitos de sedición por los hechos del 20 y 21 de septiembre y del 1 de octubre, y se investiga si también de organización criminal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos