Torra inicia el proceso para reactivar el Diplocat

C. REINO BARCELONA.

El Gobierno del PP exhibió casi como un trofeo de caza la «liquidación» del Diplocat, según anunció entre risas la entonces vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. Días después de recuperar la autonomía, la Generalitat inició ayer los trámites para reactivar el Consejo de la Diplomacia Pública de Cataluña, que el Ejecutivo central situó como un eje central de la estrategia de Carles Puigdemont de internacionalizar la causa secesionista. Lo veía como un agente de propaganda a favor del proceso, además de vincularlo a la organización del referéndum del 1-O. Sáenz de Santamaría lo dio el 13 de abril de este año por desmantelado. Sin embargo, la Generalitat afirma ahora que el proceso de liquidación no se completó y lo que ayer hizo el Ejecutivo de Quim Torra es paralizar esta disolución.

La intención del presidente de la Generalitat es recuperar el Diplocat para «reforzar el área de exteriores». Para ello, Quim Torra ha convocado el pleno del patronato de este organismo que preside él mismo, para decidir los próximos pasos, que deben ir encaminados a volver a poner en marcha el organismo del que forman parte, entre otros, la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona, las diputaciones provinciales, las cámaras de comercio y las universidades catalanas. Los órganos de gobierno del Diplocat siguen «activos», según fuentes de la Generalitat, ya que el consorcio no ha perdido su «personalidad jurídica».

Para Torra es de la «máxima prioridad» volver a restituir las 'embajadas' catalanas que canceló el Gobierno del PP. Las catorce que tenía la Generalitat y de las que Mariano Rajoy solo indultó del cierre a la situada en Bruselas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos